Música Clásica

Uno de los principales escándalos cuando surgió el fonógrafo fue el que un usuario pudiera atreverse a escuchar música en mangas de camisa, recordemos que antaño, el asistir a un concierto implicaba vestirse con las mejores galas y comportarse decorosamente, la invención de los dispositivos magnéticos que capturaban el sonido volvió el escuchar música algo cotidiano.

La música de orquesta sigue conservando esa formalidad y el recinto es considerado algo sagrado; hasta hace unos días en que durante la parte final de la Novena Sinfonía de Bethoveen en Filarmónica de Nueva York; el celular iphone de alguien comenzó a sonar con el típico tono de los usuarios sin imaginación "Marimba" y el director, furioso, ordenó que se apagara el aparato, algo que el usuario no hizo. El director fue hacía él y le obligó a apagar el aparato, delante de toda la gente. Creo que si me pasara algo así me moriría de la pena.

La nota, que fue enviada gentilmente por Hluot (y que me salvó el pellejo, por que no sabía que escribir hoy) está aquí.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Ehhh... Bueno, dos aclaraciones:

La sinfonía en cuestión era de Mahler.

La segunda, en algunos escenarios se permite vestir de manera informal. Tan es así que hasta los estudiantes de hunamidades entran sin modificar su atuendo.

Lo que sí es delito y pecado es interrumpir el concierto y eso fué precisamente lo que hizo este #"$&$%&#"%$#$.
Kishiria ha dicho que…
Cierto corrección aceptada.

Y sí, las reglas de etiqueta se han relajado bastante aún así nada justifica al tipo ese.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas