Aventuras de una tarde de domingo o ¡Ya ni la friegan!

esto sucedió en la colonia Roma como a las 8, la protagonista de la historia, una dama de 75 años escucho que golpeaban la puerta del zaguán de su casa con mucha insistencia, pidiéndole a gritos dinero, la dama, quien por el momento se encontraba sola, no abrió y le habló a su nieta que vive con ella avisándole que echó la tranca y que mejor no llegara a dormir a la casa.

La nieta llamó a una patrulla y a sus padres, que viven cerca, al llegar estos se encontraron con el zaguán grafiteado.

no es la primera vez que se dan ese tipo de incidentes en la colonia, donde un buen número de las casas están habitadas por gente de la tercera edad.

La señora de la que hablamos tuvo suerte, hay incidentes en que se han metido a robar estando toda la familia adentro. lo cual nos habla que los ladrones ni siquiera están seleccionando los blancos más vulnerables.

Mientras tanto en mi edificio (recordemos que se metieron a robarnos hace 4 años) nuevamente se está debatiendo si la gente quiere pagar la instalación de las cámaras de seguridad. (yo mejor puse unas en mis ventanas)


Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
La situación esta muy fea. Yo estaba pensando en utilizar todos mis ahorros para comprar un departamento o una minicasa y uno de los puntos que me detuvieron fue que estoy mucho tiempo fuera y vivo solo. Así que gastar mis ahorros para encontrarme la casa robada no me agrada.
Y las cooperaciones entre vecinos para el bien común difícilmente se dan. Algo parecido pasó en el anterior fraccionamiento donde vivía: se necesitaron varios asaltos para que los vecinos se decidieran a poner rejas, varios no cooperaron y nadie se puso de acuerdo con contratar vigilancia.
Kishiria ha dicho que…
a veces creo que la única solucion es cambiar por una puerta de metal, 20 cerraduras, tapiar ventanas y poner un foso... si alguien sabe donde venden dragones, avisen.

ya fuera de broma, es un horror
Hluot Firthunands ha dicho que…
Jajajajajajaaaa.
Yo he pensado en instalar un sistema de contraseñas y lectura de retina para entrar a la casa. Si violan la seguridad, verificar que se encuentren dentro de la casa con sensores de movimiento y activar el sistema de gases tóxicos modelo Hitler.
Supongo que con dos o tres bandas de ladrones que dejen crucecitas en la banqueta los demás la pensarán varias veces.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Killing Joke

las patanas