Las apariencias

Ya que por motivos de trabajo ni mi pareja o yo podemos asistir a las juntas de freelanceo una amiga nuestra ha asumido el papel de nuestra ejecutiva de cuentas; va acude a las juntas y nos transmite lo que se ve en ellas.

El problema es que nuestro empleador le estaba agarrando algo de tirria y fue hasta una llamada que lo sacó todo; le molestaba que ella llevara la información en una USB y pidiera una computadora prestada para mostrar la información en la junta.

tenemos qu aclarar que para llegar a la junta ella debe de tomar un autobus en el que hay que hacer cola unos 40 minutos y donde la gente está tan ansiosa de subir que a menudo se lían a golpes.

El caso es que a la siguiente junta nuestra amiga, A, llevó su laptop, una Asus Ultrabook bastante más cara que las computadoras de los asistentes a la junta (y la diferencia en precio  no es poca, por cierto) y  santo remedio, hasta la manera como la trataron cambio.

La verdad me da entre risa y pena su nueva versión de ver quien tiene el juguete más novedoso.


Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Afortunadamente por acá ya se dejo claro que no es lo mismo tener una maquina que saber usarla. Es lo bueno de utilizar software especializado: aprendes más que el resto.

Los no técnicos podrán presumir entre ellos de sus maquinas pero con los de ingeniería o se cuadran o dejamos de ayudarlos.
Kishiria ha dicho que…
jajaja pues estos realmente no saben usar sus máquinas , si las usan es como el burro que tocó la flauta

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas