La pesadilla de los talk shows

La TV abierta es mala, muy mala, especialmente los canales como el 2, 4, 7 y 13, el prender la tele nos trae un torrente de vulgaridad. Hace años se erradicaron de la programación los Talk Shows, que habían llegado a un nivel de vulgaridad inconcebible, en donde se pasaban copias blancas (es decir, sin censura) o incluso un productor tuvo la desfachatez de decir, al aire, que contrataba actores como panelistas. Tristemente, la gente los seguía, para distraerse viendo un circo grotesco, tenian rating, tenían público.

Fueron rechazados por el público y los anunciantes y erradicados de la programación, desafortunadamente han vuelto, están a la misma hora, en distintos canales, alimentando de basura a los televidentes. Con ellos viene otra lacra: los programas amarillistas y sensacionalistas.

Cosas como esas reafirman mi desición de ya no ver TV, misma que tomé hace 5 años. Lástima que mucha gente seguirá llenandose el cerebro de basura, la misma gente que le prestó más atención a lo de Kalimba que a los asesinatos de las activistas Marisela Escobedo y Susana Chávez; por eso estamos como estamos.

Hace mucho tiempo, en la serie cómica Murphy Brown pusieron una situación en que el noticiario en que la protagonista participa sufre que otro noticiario les está robando público, ya que tienen inserciones de Talk Show, aunque ellos los desprecian, con tal de que la gente se entere de una grave situación en su ciudad, acceden a tener una inserción de esas, tienen éxito y logran concientizar, pero el mal gusto de haber cedido a tal truco barato ya no se lo pueden quitar.

Es triste ver como hay cosas que aunque no debieran pasar, pasan y que la gente las acepta. casi puedo imaginar los ratings que tienen. puaj.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones