Tribulaciones del 6 de enero

Una amiga mía, joven y atribulada madre se enfrenta uno de los más fuertes gastos del año: la compra de juguetes de reyes para sus hijas, las niñas pidieron unos 10 entre las dos, casi todas, muñecas tipo barbie, el presupuesto es de 1500 para cada una y la sorpresa se la llevaron con la muñeca que las niñas quieren desde hace medio año, una de la línea Moster high, tenía precio de venta de 900... y ahora al acercarse los días, está a 1500 pesos.

Mi amiga está furiosa le parece absurdo que con el precio de UNA de esas muñecas, le puede comprar a sus hijas 7 u 8 barbies, pero sus hijas están necias de que quieren el juguete de moda, el panorama es desolador o les dan varias muñecas menos populares, o una sola muñeca, siendo que las niñas esperan por lo menos 4 muñecas cada quien; como podrán ver, saldrá perdiendo de una u otra manera.

En serio que es por eso que no hay que dejar que los niños vean tanta TV. o de plano hacerle como los papás de mi esposo: se lo llevaban a la juguetería y le mostraban: si pides X, los reyes solo te podrán traer eso, si pides x o y, quizás te puedan traer ambos.

Personalmente, estoy en contra de eso de "si te portas bien te traen juguetes santa o los reyes" pues, cómo le explicas a un niño porqué al bully de la cuadra le llevaron más cosas los reyes?

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Mis padres nunca, nunca dejaron que nosotros tuvieramos exactamente lo que pedimos.

Si queria una pista de carreras (ni sueño durante varios años), recibia cochecitos.

Y daban preferencia por los juguetes interactivos, por ejemplo los mecano y los lego o las bicicletas y patinetas.

Creo que si un niño recive exactamente lo que pidió, tierde la capacidad de adaptarse a las circuntancias. Cuando sea grande se sentirá frustrado porque su nueva computadora no tiene el iconito simpatico de la anterior (solo por poner un ejemplo).
Kishiria ha dicho que…
pues... muy sabio por parte de tus padres, aunque debiò ser algo frustrante para uds la lecciòn.

pero es cierto si uno consigue exactamente lo que quiere, la vida pierde algo

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas