Un caso de matricidio

Holmesville es una de esos pueblos aburridos donde no pasa nada, hasta ayer, cuando una llamada a la policía sacudió al pueblo, la persona quien llamó reportó que su vecina había sido baleada, por el hijo de esta.

El hijo, de 10 años, terminó con la vida de su madre de un solo balazo a la cabeza y acudió a la vecina para solicitar ayuda; la comunidad está sorprendida, ya que la ahora difunta era una persona muy estimada y valiosa para la comunidad, ya que ayudaba a personas con limitaciones mentales; su hijo a decir de los vecinos “es un buen muchacho” aunque tenía algunos problemas en la escuela, aunque no había ni un antecedente de violencia.

Por la edad el niño no puede ser juzgado por el crimen aunque se buscará que esté bajo custodia de un familiar.

La nota aquí

Tristemente es un caso que nos hace ver que tan peligroso es que se tengan armas en casa.

Comentarios

Antares_Dragonbane ha dicho que…
Y efectivamente el error está en tener armas tan a la mano de los menores de edad. Cómo se ha comprobado cada vez que hay tragedias en las escuelas estadounidenses, pero cómo pudo pasar si el muchacho solo tenía una colección de armas de caza desde los 8 años.
Kishiria ha dicho que…
exactamente, es un caso terriblemente triste

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones