Tatuajes y Guanajuato

Creo que cada quien es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera, siempre y cuando no dañe a los demás; los tatuajes tienen un lugar muy especial en la sociedad, por ejemplo, en el antiguo Japón, a los criminales se les marcaba para ponerlos en evidencia ante la sociedad, aunque con el tiempo los mismos burakumin tomaron orgullo de sus tatuajes como podemos ver en los tatuajes de la mafia japonesa o Yakuza; en otras culturas y tribus africanas, los tatuajes y scarcings son marcas que se reciben al llegar a la mayoría de edad al recibir honor como cazador y son motivo de orgullo. Los nazis tatuaban números en los internos de campos de concentración (fueran judíos, gitanos o gente que ayudaba judíos) para denigrarlos.

Yo crecí con la idea de que sólo los marineros o la gente en las cárceles se tatuaban (mis padres eran muy tradicionalistas), en los ochentas, solo las estrellas de rock mostraban orgullosos sus tatuajes; a finales de los noventa se volvieron algo chick y de moda, con estrellas como Angelina Jolie luciéndolos con orgullo. En lo personal, no me tatuaría, aunque sí me haría un scarcing (soy rara, lo sé). Sin embargo hay una cosa que me detiene: un tatuaje o scarcing reduce considerablemente tus oportunidades de conseguir trabajo; es un hecho que muchas compañías prohíben los tatuajes en sus empleados, muchas incluso exigen un examen médico de cuerpo completo en el que, se especifica si la persona tiene tatuajes o no, entre otras cosas, un conocido, cuando fue el viaje anual de su compañía a una playa, se abstuvo de nadar para que no le vieran el tatuaje en su espalda, lo que le podía costar el trabajo.

Este tipo de políticas son claramente discriminación laboral, es ilegal, pero de todas maneras se aplica, si hay 2 candidatos para un puesto, y tienen las mismas credenciales, elegirán al de mejor apariencia y eso aplica para los tatuajes. Como ya dije, es discriminación, pero ellos lo pueden aplicar por que para cada empleo, hay al menos 6 candidatos.

Uno de los mayores prejuicios hacia los tatuajes es que gracias a ellos se pueden adquirir enfermedades que se transmiten por agujas, como hepatitis c o SIDA; de hecho si tienes un tatuaje, eso te descalifica de inmediato como donador de sangre. La creencia persiste de la época en que los tatuajes eran algo que se hacía, digamos, en lo oscurito; en la actualidad un salón de tatuajes serio tiene más medidas de salubridad que un dentista de clínica; por ejemplo, el dentista esteriliza la aguja de la anestesia, el tatuador te muestra la aguja de tatuar en el empaque y la abre y esteriliza delante de ti.

Un segmento de la sociedad, con ciertas ideas tradicionalistas, sigue viendo los tatuajes como algo sucio, infamante o degradante, algo propio solo de criminales o de gente de baja calaña, a este segmento pertenece Luz María Ramírez, Directora de Inmujeres Guanajuato; Inmujeres es una asociación gubernamental que tiene por función defender a las mujeres de cualquier tipo de discriminación, según tengo entendido (si ya cambió, avisen, no sean gachos). La mencionada señora, condena a las mujeres (si, leyeron bien, a las mujeres) que se tatúan por que evidencian una falta de valores, principalmente del valor salud (¿la salud es un valor? A mí me enseñaron que es un derecho, qué mal estoy, creo que tengo que regresar a la escuela), en especial habló bastante mal de quienes adoptan una apariencia extravagante; me pregunto que pensará la señora de sus amigas, señoras igual de nice que ella, que se hacen delineado permanente en los ojos, tatuándose, desde luego. Y si tanto prejuicio tiene contra la tinta, ¿no se supone que el tinte de cabello es una tinta? Y a mi no me engañan, ella se pinta el cabello.

En fin, además de la doble moral, es lamentable ver como alguien tan prejuiciado ocupa un cargo de ese tipo y que otras personas le hagan segunda, como la directora de la Coalición Ciudadana de la Familia y la Vida (Cofavi), Beatriz Rodríguez Moreno, quien exhorta a las empresas y centros educativos a discriminar a las personas tatuadas.

No es la primera vez que Guanajuato figura en las noticias por sus políticas y gente retrograda, hace algunos meses se intentaron prohibir los besos, los genitales fueron censurados de los libros de texto, se publicó una lotería con refranes machistas para ser usada en las escuelas y el rector de la universidad de Guanajuato prohibió las minifaldas en los recintos universitarios, el recuento con detalles de estos incidentes se puede ver en el link que amablemente nos envió Hluot.

Comentarios

Özer ha dicho que…
¿Osea que no me van a dar chamba en Guanajuato? Chale...
Ya en serio, dan pena ajena estas mujeres que encabezan "organizaciones en pro de la mujer y la familia". Me imagino en en su casa dan el "Palinazo" (¿Recuerdan a Sarah Palin y su hijita embarazada?). Por otra parte, yo también tenía ideas bastante conservadoras en cuanto a los tatuajes, pero con el paso de los años las fui cambiando. Ya bien entrada en los cuarentas me hice el primero, en un lugar visible pero que, ironía de ironías, poca gente lo ve si no lo enseño específicamente. Me tomó años el decidirme, pero fue una elección más de índole espiritual que de "moda". Y ya estoy planeando el segundo. Aunque no pueda visitar Guanajuato.
Kishiria ha dicho que…
Claro, auténticas Palin wannabes

bueno dicen de los tatuajes que son como los gatitos... no te puedes detener teniendo solo uno

es penoso que personas que debieran defender sean las primeras en condenar
Audiostranger ha dicho que…
Definitivamente no podría pararme en Guanajuato. Si aquí es espantoso: llevo dos años y medio tapando diariamente con un anillo el dedo donde tengo un tatuaje, porque como trabajo para pseudoespañoletes mochos del Opus Dei, bien podrían hacerme un gran irigote. Para mi es tan incómodo que he pensado en quitármelo.

Irónicamente el simbolismo de mi tatuaje implica que toda aquella labor que desempeñe debe ser realizada a la perfección.

No importa que sea buena persona, educada, trabajadora, inteligente (ah y modesta), lo que importa es que tengo un milimétrico tatuaje.

Definitivo, a Guanajuato, ¡jamás!
Hluot Firthunands ha dicho que…
Pues a mi lo que me dio frio fue la loteria:

"Mujeres juntas, sólo difuntas"
"Si no me pega no me quiere"
"El hombre en la cocina huele a caca de gallina"
"Quien bien te quiere te hará llorar"
"A cualquier hora el perro mea y la mujer llora"
"Vino y mujeres dan más pesares que placeres"
"No hay fea sin gracia, ni bonita sin tacha"
"La chancla que yo tiro no la vuelvo a recoger"
"Tú eres mi catedral, las otras mis capillitas"
"Reloj, coche y mujer nunca se acaban de componer"

Tal vez el gobernador no sabia nada, pero no hay un responsable a la fecha.
So ha dicho que…
Yo tengo orgullosa mi tatuaje. Lo hice en un lugar poco visible no por pena si no porque yo no me quería cansar! jajaja lo tengo en donde termina el cuello y empieza la espalda.
Soy autoempleada, así que yo no me discrimino.
Just for the record, en algunos hospitales ya dejan donar a personas tatuadas con la condición de que el tatuaje se haya realizado un año antes.
Kishiria ha dicho que…
Audiostranger:
es lo malo de los tatuajes, no sabes que empleador vas a tener y luego caes en situaciones incómodas, siendo que no debiera haber discriminacion por ello

hluot, a mi también me dejaron fría esas frases, no puedo creer que sean la mentada "sabiduría popular"

So
bien por tu tatuaje!1 y que bueno que hay hospitales más flexibles en cuanto a eso

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas