Monterrey el estigma de ser "una ciudad rica"

Cuando la gente escucha Monterrey se imagina una ciudad en el desierto, llena de gente trabajadora, cuidadosa en sus gastos, próspera e industrializada, el estereotipo del regiomontano es alguien con sombrero y una camioneta pickup. Junto a este concepto se tiene la idea de monterrey como una ciudad rica, por su gente trabajadora e industriosa.

Yo provengo de una ciudad enclavada en el desierto, vivir en un lugar así es difícil, tienes que arrancarle a la tierra los frutos que te quiera dar, cuidar cada gota de agua y jamás desperdiciar la comida. Como en toda ciudad hay un sector próspero y uno que no lo es tanto, también hay zonas de asentamientos irregulares y cinturones de miseria; seamos honestos, la gente que se asienta de manera irregular, en zonas de riesgo no lo hace por gusto, lo hace porque no le queda de otra, por muy mal que esté, con todo el riesgo que existe.

En Monterrey, una buena parte de las personas que más afectadas estaban por la inundación fueron las personas de pocos ingresos, que perdieron todo lo que tenía, si ustedes se fijan la estratificación social es directamente proporcional a la ocupación del terreno: clases altas viven en las lomas, clases medias en las faldas de los cerros y las bajas en zonas muy bajas y vulnerables (Hluot seguro nos aclarará esto mejor que yo).

El estigma de Monterrey como ciudad rica ha ocasionado que con el desastre dejado por el huracán Alex la ayuda no haya fluido como debiera, la gente se ha visto, digamos, bastante coda, sin duda una de las razones es esa, ¿la otra? Llevamos unos meses muy difíciles, el temblor de Haití, el de Chile, el de Baja California y el huracán Alex, entre otros desastres, en casi todos estos hemos tenido que abrir la cartera y ver cuanto podemos donar.

Como dato curioso, un contacto en twitter, @eduardopolis habitante de Monterrey, comentaba que al ir a donar cosas a la cruz roja local, se podía ver la gran cantidad de víveres apilados y perfectamente ordenados... y ningún esfuerzo para moverlos o empezar a repartir. Como siempre la ayuda es la que tarda en llegar.

Con todo, si pueden abrir su cartera y prescindir de algunos pesos, recuerden que la ayuda en efectivo permite que los víveres se compren allá y se hagan llegar más fácil que en especie.

La nota de la cual saqué la idea y que amablemente me hizo llegar @arcioprea, aquí.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Los mejores terrenos siempre son los mas caros, esten en lomas o cerca de ríos.

Un terreno sin riesgo de inundaciones, deslaves, lejos de fuentes de contaminación u otros incovenientes siempre es más caro.

Por eso en general la gente rica sufre menos con los fenomenos extremos, sean inundaciones u otros.

Parte del problema de planeación son las autoridades que permiten construir casas de interes social en zonas de riesgo, pero tambien parte del problema son las constructoras y la propia gente.

Las constructuras porque son quienes sobornan para que las autoridades den los permisos.

La gente porque son capaces de vender su voto para que los politicos obligen a dar los permisos.

Es un circulo vicioso donde todos tienen parte de culpa aunque solo los pobres pagan los platos rotos.

Sobre la distribución de la ayuda, no quiero pensar mal, pero cito experiencias pasadas:

Cuando se inundo Tabasco el Congreso tubo que mandar a citar a los encargados de las donaciones via deposito bancario porque la lana no aparecia.

Cuando se inundó Acapulco (a mediados de los 90s), mucha agua embotellada no se distribuyo porque estaba contaminada. La empresa donante solo se deshizo de lotes de producción defectuosa.

Además, la venta de la ayuda o de acaparamiento para fines electorales o privados es frecuente en estos casos.

Pero tambien es provable que sea parte de la logistica que se busca tener. A final de cuentas, no solo es cuestion de distribuir a manos llenas, tambien se necesita administrar los recursos.

No sé porque no se distribuye la ayuda.
Kishiria ha dicho que…
Tienes razón con tus observaciones y la urbanización, un buen terreno será caro y con tal de atraer votos, los politicos son capaces de urbanizar donde sea y dejarse sobornar.

sobre la ayuda en efectivo, también es muy triste que uno dona con toda la buena intencion y que esa ayuda en ocasiones no llegue i que haya gente que se aproveche de los necesitados vendiendo lo anteriormente donado

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones