Patanes gorrones

Hoy que leí este post del magnífico blog y lana, me hizo recordar algo que detesto: los patanes gorrones.

A todos nos llega a pasar que por mala planeación, por descuido o por una verdadera emergencia nos quedamos sin dinero, a veces por algo tan tonto como no tener cambio para el camión y si intentamos pagar con un billete de 200 nos van a ver muy feo... en el mejor de los casos... asi que recurrimos a un conocido o compañero de trabajo para que nos preste 5 pesos, estó es muy válido y es sólo cuestión de educación el devolver los 5 pesos o la siguiente vez, pagar tú el camión. se trata de una cuestión de reciprocidad. cada persona, con un minimo de buena educación en su casa entiende esto.

El problema es que hay quienes hacen de esto un modo de vida, quizás por que no les alcanza, quizás por que les satisface sentirse más astutos que los demás o por que de plano les gusta el encaje, ese tipo de personas son inevitables, a continuación haremos una breve lista de patanes gorrones.

La víctima: siempre le pasa algo, que si tuvo un imprevisto y se quedó sin dinero, que si le descontaron de más... la lista de razones es infinita, son tan buenos que ni siquiera necesitan pedirte dinero, pero despues de 2 horas de quejumbres les ofreces algo de lana para que ya cambien de tema.
¿Qué hacer? a la primera oportunidad, quéjate tú de tus problemas económicos, verás que rápido cambian de tema.

El mala suerte: lo asaltaron, se le perdió la cartera, la robaron, tuvo que pagar una reparación extra... el problema es que sucede cada quincena, hasta que llega un momento en que sientes que no puede haber alguien tan salado.
La solución: no le ofrezcas ayuda, si te la pide... inventa una excusa.

El Bon vivant: bien lindo, bien buena onda, bien amigable, pasas un buen rato con él y es de casi todo el día, te da hambre y te compras algo y por educación le preguntas si quiere algo, al final, acaba pidiendo lo más caro y el pobrecito nunca trae dinero, así que quedan que para la otra él o ella paga... claro la siguiente vez vuelve a decir lo mismo... ya entrados en confianza... te habla de buenos lugares y que quiere que pruebes que tan bien están, pero quien acaba pagando eres tú. Estas personas se aprovechan de la educación de la gente.
La solución: no vayas a comer con esta persona o dile que si, pero no le digas cuando, así de simple. otra es... olvidarte de tus buenos modales cuando estás con ellos.

Y creo que haré una segunda parte de esto.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Pos' yo sigo en lo dicho alla con So: Cuentas claras, amistades largas.

Lo mismo para las parejas, amantes, matrimonios, mascotas, etc.

Pero tienen que ser cuentas claras en ambos casos, para hombres y para mujeres.
Kishiria ha dicho que…
Completamente de acuerdo y mira que de gorrones he conocido de ambos sexos
Audiostranger ha dicho que…
A mi me acaba de atorar una gorrona y no saben lo miserable que me siento por acceder.

Les cuento rápido: es del tipo salad@, es decir, SIEMPRE, vive en la desgracia.

Una vez me pidió una lectura (de tarot), por la cual tengo una tarifa. Le comenté (so bruta) que por buena onda no le cobraría esa tarifa, sin embargo tendría que darmo ALGO (código de tarotistas, tienen que darte algo, siempre). ¿Y saben qué me dio?

¡Dos segmentos de chorizo y una papaya!

No amigos, por más que quisiera no es albur.

La mujer llegó y dijo:
-Toma licenciada, para tu desayunito de mañana...

¿Qué opinan, soy una mezquina o la Sra. Camionetona con American Express, casa en zona nice, circuito cerrado, y triple de sueldo que yo me timó?

=(
Kishiria ha dicho que…
Definitivamente, diría que te timó.

pero las reglas de la lectura de cartas dictan que se da lo que se puede dar. Aunque en su caso, lo suyo fue ser miserable y como bien sabes, también eso tiene consecuencias y por lo general se pagan bien feo.

es mejor alejarse de esas personas y te lo vuelve a pedir, dile que no te puedes concentrar y ya.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones