Malas compañías

Este término es muy viejo, lo usaban indiscriminadamente las madres de antaño para referirse a todo aquel que fuera a desviar del buen camino a sus queridos hijos e hijas, desde los "amigos que no traían nada bueno" hasta "las malas mujeres portadoras de la perdición", las hijas tenían aún un espectro mucho más amplio de lo que era una mala compañía para ellas, desde las amigas con padres un poco más permisivos, hasta los pretendientes que no pasaban la debida inspección familiar, que iniciaba con la temible pregunta "¿qué intenciones tiene con mi hija?"

Actualmente el término malas compañías ha caído un poco en desuso, se usan otros términos: "mala onda" "mala vibra" "bueno para nada" la idea es la misma, la de una persona o un grupo de personas que andan en "malos pasos"

Una amiga tiene un dicho "quien anda con gente fea, le pasan cosas feas" por gente fea no se refiere a la apariencia física, sino a sus costumbres y manera de ser, a ella le tocó verlo con su hermana menor G, que se juntaba con una chica que llamaremos D, que la sonsacaba a salirse de clase e irse a beber con los amigos, todo esto en tercer año de secundaria. los papás, desde luego estaban trepados de la lámpara cuando se enteraron de que su princesita no había ido a clases y llegó con una boleta donde sólo había pasado (seguro por distracción) 2 materias. Los padres, decididos a evitar que la niña anduviera en malas compañías, le encargaron a la hermana mayor (mi amiga) que llevara a la princesita a la escuela y la fuera a recoger, sólo les faltó ordenarle que se quedara afuera de la escuela para vigilar que no se saliera (me encanta su idea de paternidad responsable), el caso es que la táctica más o menos rindió resultados (salvo cuando G se les escapaba), un buen día, llegó la madre de D visiblemente angustiada, su hija no aparecía desde en la mañana y no sabían donde estaba, poco después se supo del paradero de D, resulta que a los amigos de esta se les hizo fácil arrebatarle la bolsa a una de las compañeras de escuela de D, con tan mala suerte que la reconocieron y la denunciaron con los policías de la patrulla cercana, D y buena parte de sus amigos fueron a dar al tutelar donde sus padres sudaron sangre para sacarlas, como resultado D tiene antecedentes y está castigada un día por cada minuto que pasó en el tutelar... calculo que cuando le dé la menopausia le levantarán el castigo.

La moraleja es... si te juntas con vagos, tendrás problemas de vagos, si con drogadictos... te caerán ese tipo de problemas. Todos sabemos que en una de esas un golpe de mala suerte nos puede hacer meternos en problemas, pero eso es una cosa y otra, es estar buscándolos.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Dicen por ahi "quien anda con lobos, a aullar se enseña"

Ahora, hay de lobos a lobos ¿Que lobo quieres ser?

Lo malo es que no veo como decirle esto a los niños o jovenes, todos cumplimos a raja tabla con aquello de "nadie escarmienta en cabeza ajena"
Kishiria ha dicho que…
Eyt, lo bueo es que G dejó de frecuentar a D después de eso, al menos el susto sirvió

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas