Crónicas tamaleras

Hoy es el día en que a todos los que les tocó el niño de la rosca el 6 de enero tienen que pagar, es una de las tradiciones más acendradas en los sitios de trabajo. de ahí es de donde se desprenden las crónicas tamaleras.

Recuerdo cuando trabajaba en una importante empresa, en la que los guardias de seguridad no dejaban entrar los alimentos y para meter los tamales era un problema, pues se requeria, por lo menos la firma del director de área y el director de seguridad, así que las pobres victimas debían hacer uso de todo tipo de estratagemas para meter los tamales, que pues al estar calientitos y despedir ese aroma tan característico no eran nada fáciles de esconder, así que había que salir casi todos y hacer labor de hormiga; el que nos impresionó fue un compañero con su mega chamarra de equipo de futbol americano, donde llevaba 15 tamales en los multiples bolsillos. El año siguiente, el VP del área decidió encargarle a su secretaria la adquisición de los tamales, que le fue cobrada a cada uno de los que sacaron el muñequito y metió las vaporeras en la cajuela del auto, sabiendo que no lo iban a revisar, creo que fue la mejor solución, al año siguiente optaron por sacar el mentado permisito para introducir alimentos.

En la empresa en la que estoy actualmente, el año antepasado se compraron tamalitos gourmet, carísimos y con sabores que digamos... no se encuentran comunmente en los tamales, a nadie le gustaron, pues el chiste de los tamales es que sean de los ingredientes que ya identificamos con ellos: salsa verde, mole, rajas... este año, aprendieron de la experiencia y compraron los tamales por paquete en un súper y listo, a decir verdad estaban bastante decentes. los tamales se les descuentan a las víctimas vía nómina.

Para quienes queremos servir tamales en casa hoy, nos enfrentamos a una escasez de tamales donde los pocos que estén a la venta van a estar un poco más caros de lo normal... estimados vendedores de tamales: no hay que ser. Y como se me olvidó comprar los tamales con anticipación, dejaré la tamaliza para mañana....


y ustedes ¿qué anécdotas tamaleras conocen?

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
En el changarro donde presto servicios todos los días se pone un chavo con tamalera y atolera.

Segun los que estudiamos y trabajamos en el changarro, este chavo gana más por hora vendiendo tamales que nosotros con maestrías y doctorados.

Entre las cronicas tamaleras de por aca está la vez que le confiscamos el puesto porque se nos olvido comprar los tamales. Le pagamos toda la mercancia, pero varios de sus clientes frecuentes nos vieron feo.

Otra vez, se les ocurrio hacer la tamaliza en un laboratorio. El tamal tenia buen sabor, pero todo olia a reactivo químico.

Este año lo divertido fue el atole, estaba tan caliente que era imposible tomarselo. Cuando se enfrio, quedo un muusse que no salía del vaso.
Kishiria ha dicho que…
La verdad si, el de los tamales, las tortas o los jugos gana más por día que uno y la mercancía es la misma no hay que hacer cambios a petición del cliente. sobre el confisque de su mercancía pues fue una medida astuta aunque pobres clientes.

tamales oliendo a reactivo químico? uff si debió ser desconcertante.

el atole quema esófagos es una amenaza, lo peor es que te des cuenta cuando ya le diste un trago

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones