Pataneril: ojo con las fotos

La frase de una foto dice más que mil palabras, desafortunadamente no sabes que es lo que puede llegar a suceder con una foto o en que manos terminará y sopbre todo como será usada en tu contra.

esla nota de Milenio nos habla de la nueva moda entre los jóvenes:

Entre las travesuras y la pornografía
Los jóvenes estadunidenses hallaron una nueva forma de “divertirse”: fotografiarse desnudos con el móvil y enviar mensajes con las imágenes.

2009-03-22•Tendencias

La tecnología móvil es aplicada en tono festivo para nuevos usos.


Los jóvenes estadunidenses hallaron una nueva forma de “divertirse”: fotografiarse desnudos con el móvil y enviar mensajes con las imágenes, algo a lo que llaman sexting y que cada vez preocupa más a los padres.

Este último fenómeno, que mezcla adolescentes y nuevas tecnologías, ha puesto de relieve una importante cuestión legal: ¿es una travesura, o es más bien pornografía infantil?.

Los jóvenes se fotografían parcial o completamente desnudos y reenvían las fotos a sus amigos más cercanos. El problema viene cuando se pasan los límites y la broma se convierte en humillación.

La ONG Prevención de Embarazos Imprevistos entre Adolescentes ha estudiado este fenómeno, preocupada por el hecho de que 20 por ciento de los jóvenes entre 13 y 17 años ha mandado alguna imagen o video suyo desnudo o semidesnudo, según datos de una encuesta.

En la mayoría de los casos simplemente lo hacen “por diversión” o para “ligar” con otros adolescentes. Pero la broma puede salir cara.

El fenómeno es tan nuevo que existen lagunas legales. Un problema al que se enfrentan las autoridades en determinar quién es el responsable cuando el envío del mensaje o la foto en cuestión se hace sin consentimiento del afectado.

Los padres de una joven de 16 años de Seattle emprendieron una lucha legal luego de que se difundieran por el colegio fotos que se hicieron su hija y su mejor amiga en la ducha sin intención de difundirlas.

La directora de Prevención de Embarazos Imprevistos entre Adolescentes, Marisa Nightingale, aseguró que “es crucial que los padres hablen con sus hijos sobre las posibles consecuencias”.

Advirtió que aunque los adolescentes sean muy jóvenes para pensarlo, las fotos se extienden como la pólvora y podrían actuar en su contra al buscar empleo.
Washington/Elvira Palomo/EFE

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas