Arsenal del patán

La siguiente colaboración es de un amigo, quien, tiene un oscuro pasado y si bien se ha apartado de eso, quiere contribuir con sus consejos para manipular la psique femenina, por favor lean con cuidado y pónganse a pensar cuantas veces se las han aplicado sus novios y amigos.

Cómo “caza” un patán
Muchas veces se ha dicho que para el amor no existen recetas. Curiosamente, eso sólo es válido cuando las cosas se hacen bien. Si lo que estás buscando es una relación seria y comprometida, tendrás que dar palos de ciego y buscar la manera de entender a la mujer y complacerla como se debe. Pero si lo que buscas es simplemente sacar ventaja, es curiosamente más simple. Estos son los puntos básicos para conseguir una “presa”, y si se tienen bien reconocidos, serán mucho más fáciles de evitar.
1.- Busca una guardia baja: Una mujer que acaba de cortar, que está pasando por un periodo depresivo, o con baja auto-estima, es la elección más sencilla. En ese momento, buscan a alguien que las apoye, y aunque se den cuenta de que no están actuando de forma racional, usualmente lo hacen de lado, pues la sensación de sentirse protegidas es casi adictiva.
2.- Hazla sentir culpable: Siguiendo esa misma lógica, trata hasta donde sea posible de ir hacia los sentimientos, no al raciocinio. Si llegas tarde, recuerda decirle “¿Ya ves? Ya estás enojada antes de que te explique”. No importa que tu culpabilidad sea evidente, siempre tendrás alguna forma de hacerla sentir responsable.
3.- Mientras menos sepa, mejor: Infórmale lo menos posible de tu trabajo, familia o actividades. Mientras menos sepa, menos explicaciones tienes que dar. La mejor forma de lograr eso, es apelando nuevamente a la culpa. Desde un ¿Para qué quieres saber, qué me estás fiscalizando? Hasta el cariñoso “Es muy complicado para ti amor, nunca entenderías”.
4.- Infantilízala: Esto puede parecer extremadamente cariñoso, pero puede ser letal para una mujer. Recuérdale que está indefensa, explícale las cosas con gran detalle aunque no lo necesite. Repítele varias veces si sabe hacer algo... En fin, déjale bien claro que sin ti ella no sería nadie.
5.- Mantén los círculos separados: Nunca convivas con sus amigas, ni dejes que ella conozca a los tuyos. De ese modo, no tendrá con quien apoyarse o que le proporcione una visión objetiva. De esa forma, lo que las amigas le aconsejen será basado en lo que ellas han oído, que sabemos no es siempre confiable.
6.- Utiliza el sexo como arma: Es un hecho médico que la sexualidad masculina es más visual y física que la femenina, y eso puedes usarlo a tu favor. No dejes de mencionarle lo difícil que es para el hombre lidiar con sus deseos, y lo incontrolables que son. De ahí, demuéstrale lo cruel que es por negarte esa “simple salida”.
7.- Célala, y al mismo tiempo hazla sentir mal por los suyos: Pregúntale de forma repetitiva y directa de los hombres que trata, y si bien no le prohíbas que los vea, critícalos, muestra desaprobación y deja claro que todos ellos se quieren aprovechar de ella. Y por otro lado, si ella te pregunta, recuérdale que los celos son signos de inseguridad, y que sólo está demostrando lo poca cosa que es.
8.- Sé impredecible: Cambia de opinión frecuentemente, cancélale citas sin explicar nada, pregúntale cosas sin relación con la conversación... De esa forma, no podrá saber que esperar de ti, y no podrá elaborar un plan de acción. Como un bono extra, no logrará conocer tus debilidades.


Kishiria
(muchas gracias a Mr. H)

Comentarios

Conejito Perverso ha dicho que…
Huy... pues si es una buena tecnica y que ademas provee buenisimos resultados, sobre todo en las indefensasn.. en fin que ni como ayudarlas...
Kishiria y Arcioprea ha dicho que…
creo que el mayor problema es que todas, el anlgún momento de nuestra existencia nos permitimos ser indefensas.

y es ahi cuando pasan las cosas.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas