La buena apariencia en el trabajo

En casi todos los trabajos hay un cierto código de vestimenta, en que lo más básico es: pulcritud y en ropa en buen estado y desde luego apropiada para una oficina o lugar de trabajo.

Según la profesión aplica, por ejemplo un ingeniero o arquitecto hará mal en ponerse zapatos y ropa formales si tiene que ir a revisar la obra y para casi cualquier oficinista será pésimo llevar al trabajo unos pantalones de mezclilla con agujeros estratégicos.

La razón de este post es una situación muy interesante que está pasando en Inglaterra, se tiene una ley laboral que da al patrón el derecho de regresar a los empleados a su casa sin paga si la vestimenta es inapropiada. La ley ha sido cuestionada por una recepcionista cuyos patrones le exigen usar tacones altos de 5 a 9 centímetros y la mayor parte de su labor consiste en llevar a los clientes a las salas de juntas.

Así que se han juntado más de 7 mil firmas para excluir los zapatos de tacón de semejante ley, con fundamento médico sobre los daños a la salud causados por los tacones altos.

Esperemos que tengan éxito

La fuente
http://www.bbc.com/news/magazine-36265545

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Llevan las de ganar.
Nadie te puede obligar a utilizar un calzado que pueda dañar tu salud con el argumento del aspecto o la imagen de la empresa.
A nosotros nos sucede:
Tenemos que utilizar protectores auditivos en el cuarto de compresores de aire y nos penalizan si los olvidamos.
Cuando nos han preguntado que porque no nos ponemos protectores para ir a una discoteca la respuesta es simple: estamos constantemente expuestos al rudo en el trabajo pero nadie asiste a la discoteca todos los días ocho horas continuas. Es la duración de la exposición la que produce el daño.
Con un argumento así pueden ganar el pleito.
Kishiria ha dicho que…
Exactamente! ojalá se siente un precedente

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones