Las calles de la condesa

Trabajo en la condesa y ya estoy acostumbrada a los ciclistas imprudentes que van en contrasentido, en la banqueta y los peatones que se cruzan las calles sin fijarse, yo soy peatona y ciclista, me da pena ver como los demás se comportan,

Hoy iba camino al trabajo en el autobús por la calle de campeche, una de las más importantes de esa colonia y muy estrecha, donde ya con los autos estacionados queda un carril.

De pronto vemos pasar a un patinador, en contrasentido, en el carril de la derecha, a toda velocidad y con los brazos extendidos, pasó apenas por el medio metro entre autobús y autos estacionados.

Estoy segura que el chofer se llevó un buen susto.

Tengan madre, en serio.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Donde uno de esos quede embarrado en la calle por imprudente lo postulo para los Premios Darwin.
Llendo en mi bicicleta he estado a punto de chocar con otros ciclistas que van en sentido contrario, de noche, sin luces y con ropa oscura. Me dan ganas de agarrarlos a golpes.
Kishiria ha dicho que…
ESO de noche y con ropa oscura, hay maneras más sencillas de suicidarse.

Mi marido gusta jugar play chicken con ellos

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Killing Joke

las patanas