Heroína

Seguramente han escuchado del incidente de Woolwich, en el que dos musulmanes atacaron a un soldado británico y lo decapitaron en plena vía pública, en un vecindario suburbano a una hora de intensa actividad; en medio de la conmoción una dama de 49 años se acercó a tratar de ayudar al soldado y al darse cuenta que era muy tarde confrontó a los atacantes, mucho más altos que ella, tratando de convencerlos de que le entregaran las armas… la dama los entretuvo el tiempo suficiente (20 minutos) para que llegaran las autoridades y se hicieran cargo de ellos.mientras otras dos damas protegían el cuerpo del soldado asesinado.

La dama, Ingrid Loyau-Kennett, es una líder de tropa scout y cuando fue entrevistada, externó que su principal preocupación fue que los agresores no atacaran a alguien más y que estaba muy consciente de lo que le podrían hacer pero que lo que ella pensó “mejor yo, que un niño”.


Este incidente tiene muchísimos matices políticos que no voy a mencionar aquí, creo, que lo más importante es la actitud de una persona que pensó en salvar a los demás.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Özer ha dicho que…
Fíjate que cuando leí la noticia me pareció increíble que ni los militares ni la policía le hubiera caído encima a estos tipos a los 30 seg. del ataque. Sinceramente creí que era una locura y una gran falla de las autoridades... hasta que entendí que, de haber sido así (estilo EUA), los hombres habrían seguido atacando y disparando y hubiera sido una carnicería. La actitud de las personas que dialogaron con ellos y hasta los filmaron permitió que nadie más saliera dañado, incluso cuando la policía llegó tuvo que someterlos hiriéndolos, pero no los mataron. Mucho que aprender de los ingleses...
Kishiria ha dicho que…
Pues si, un poco de mesura y personas muy muy valientes evitaron una carnicería

Me siguen pareciendo admirables, arriesgarse de esa manera y con toda la calma delmundo
Hluot Firthunands ha dicho que…
Buen punto el de Özer, es mejor negociar y distraer que llegar como maniático asesino a someter a maniáticos asesinos.

Y muy admirable al actitud de la señora.
Kishiria ha dicho que…
es mucho más sensata esa solución y la verdad, qué valor

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones