Semana de madres parte 3


Oops se rompió el condón o los sistemas de emergencia

Pueden suceder muchos factores, como que en la fiesta pasaron cosas y nadie se ocupó por usar un condón o que el condón se rompió (volvamos a la cuestión del uso correcto) situaciones harto probables, una más que otra.

Ok y justo después del acto o a la mañana siguiente la chava se enfrenta con un pequeño problema: si no hace algo, corre el riesgo de quedar embarazada.
La primera opción que llega a la mente es la píldora del siguiente día, la cual se puede conseguir en cualquier farmacia.

Alguien con un poquito de curiosidad buscará información en la red; hay mucha aunque casi toda son notas o reportajes acerca del marco legal y la controversia causada por la legalización de la misma. Las siguientes, son de redes cristianas (tienen un excelente posicionamiento en google en cuanto a ese tema) las siguientes, son de blogs o revistas virtuales informativas femeninas.

El link de publicidad, unidosis, fue el que tenía información más o menos útil: una embarradita muy breve de cómo funciona la píldora, en efectos secundarios  menciona mareos, vómito, alteraciones en el ciclo, con la casual ligereza con la que los médicos hablan de “molestias”, eso sí advierten que no es para usarse cada vez que se tengan relaciones y por no querer usar otra cosa. El resto de la página tiene contenido moderado sobre un poco de temas de salud y mucho de modas… honestamente una mujer que llegue a esa página en busca de información lo que menos querrá leer es de moda.

La información más completa la encontré en catholic.net, que es de Chile; tiene la descripción más técnica y razona de la hormona sintética que contiene la píldora y dentro de las limitaciones de la fuente, más o menos objetiva.

La otra pastilla comercial que recuerdo, la Píldora de la Y, está aún peor, la información importante no se encuentra ni por error y la única información médica es de tipo clínico y es en cuanto a la relación con otros medicamentos.

En verdad los sitios de las farmacéuticas sobre la píldora de emergencia son pésimos, es ridículo que una red católica sea más informativa.

Una llamada a la línea de ayuda de unidosis terminó con la asesora diciendo “pues tómesela, al fin y al cabo no pasa nada” sí, me puse a llamar para ver que decían.

Una encuesta con amigas que se han visto en la necesidad de usarlas, reveló que las molestias son más o menos similares en todas ellas: náuseas y ascos horribles, mareos, vómito (incluso 20 minutos después de ingerir la píldora) sensibilidad y hasta dolor en los senos, depresión o irritabilidad, todo esto por DOS SEMANAS  y una disminución y aumento en la intensidad del flujo menstrual.

En conclusión: es un buen método en caso de ooops!, pero si no te vas a cuidar y la vas a tomar… en serio sale más barato y causa menos problemas un condón.

Disclaimer: No soy médico ni nada por el estilo, se trata de una investigación de tipo documental en un ambiente de internet; la encuesta fue entre 10 conocidas todas sexualmente activas y adultas en edad laboral. el experimento, informal y sin método científico trata de imitar la búsqueda que una mujer común haría.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
¡Ya!

Dos semanas de nauseas, mareos, vomito, dolor de senos...

Se trata de evitar el embarazo, no de arrepentirse de tus pecados.
Kishiria ha dicho que…
y conozco insensatas que se la toman cada vez que cogen, no sé cómo aguantan.

la reacción es tan fuerte, que da miedo nada más de pensar en lo fuerte que es esa hormona y los otros... efectos no tan tangibles ni tan inmediatos.

por cierto, el organismo tarda 8 meses en eliminar la hormona.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas