Ilícitos

Ayer mi cuñada pidió ayuda en twitter, ¿la razón? Habían asaltado con violencia a su novio y le habían despojado del vehículo, una camioneta de reparto que pertenece a la empresa donde este trabaja. Por fortuna mi cuñada no iba con él, el caso es que pedía ayuda por si alguien veía la camioneta con las placas.

Desde luego, la situación por la que pasó el interfecto está horrible y le esperaba una larga jornada de ministerio público y con su jefe; básicamente le quitaron su herramienta de trabajo, que esperamos estuviera asegurada.

Súbitamente recordé que el ya mencionado individuo, habita en una colonia cercana a la penitenciaría en el DF y que es muy afecto a ir y comprar cosas en un tianguis cercano, cosas muy baratas y vistosas, si no te molesta una manchita de sangre o dos, ustedes entenderán la procedencia de esas cosas.

El interfecto siempre compra ahí sus celulares de última y uno que otro accesorio, si se lo dejan barato, claro está, aunque es un cliente tan asiduo, que le hacen descuento.

Ojalá este incidente le sirva para reflexionar sobre que si él fomenta, con sus compras, el robo de cosas, tarde o temprano el círculo vicioso le haría ver las cosas desde la perspectiva de la víctima; pero, lo más seguro es que este sábado, vaya a reponer el celular que le quitaron a ese mismo tianguis.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Con suerte y encuentra SU celular...
Kishiria ha dicho que…
Tiene altas posobilidades

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones