Trabajo doméstico 1

Asistente doméstica, trabajadorea doméstica, mujer o doncella de servicio, sirvienta, "la muchacha", criada, gata, chacha... son los nombres que se me ocurren para la persona que es contratada para hacer las labores domésticas dentro de la casa; las has de 2 tipos, las que viven dentro de la casa (en el infame cuarto de servicio) o las que se alquilan por día.

Advertidos están, me voy a echar por lo menos una semana de datos que Carlos Ángeles del blog Arcadia libre me entregó en la feria mundial del libro de Minería; el estaba en el stand de la ONU/UNESCO y se trata de La Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, 2010 enfocadas a los resultados sobre las trabajadoras domésticas.

La Muestra:
13751 hogares, 52095 personas, Margen de error: más menos 1.1 porcentual.

La ley del trabajo.
Derecho al descanso, al salario, la alimentación, llevar a cabo sus labores en un lugar cómodop e higiénico y la indemnización.

Ley del seguro social
Solo podrán ser inscritas en el régimen voluntario, solo si el patrón acepta inscribirlas, no tienen derecho a servicios de guardería ni prestaciones de seguridad social, deben examinarse para establecer su salus inicial y descontar enfermedades preexistentes.

Desde el punto de vista laboral, la discriminación viene desde las leyes, ya que no tienen los mismos derechos una trabajadora del hogar que, digamos, un obrero. A una persona con los conocimientos escolares y habilidades para realizar tal trabajo, le conviene más contratarse en una empresa de aseo de oficinas que trabajar en una casa, así sea de entrada por salida.

Para usted ¿qué tanto se justifica dar de comer los alimentos sobrantes a una persona que hace el trabajo doméstico?
Mucho 6%
algo/poco 18%
Nada 73%


¿qué tanto cree usted que en México las personas dan de comer los alimentos sobrantes a las personas que hacen el trabajo doméstico?
Mucho 28%
Algo/poco 51.8%
Nada 12.1 %

Aquí tenemos que notar que aunque la gente cree que no se justifica darles sobras al personal, creen que es algo que sucede en la mayoría de los casos.

¿Qué tanto se respetan los derechos de los trabajadores domésticos?
No 31%
Si 64.2%

Estas encuestas son "de percepción" realizadas al Público en general.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
La mayoría de las muchachas de limpieza que contrató mi madre (antes de que los hijos nos hicieramos cargo) no estaban acostumbradas a que las trataran como iguales. Se sacaban de onda cuando les deciamos que se sentaran a comer con nosotros; se acostumbraban rapido, pero al principio nos veian como bichos raros.

Cuando se contrató a alguna muchacha para ayudar en la pastelería era frecuente que al principio no entendiera porqué nosotros teniamos que hacer nuestra comida y que ellas no tenian que prepararla. Nunca les habian explicado los limites de las responsabilidades laborales.

Nunca pudimos pagar las cuotas del SS para ellas ni para nosotros, pero cada vez que se enfermaban pagabamos parte de la consulta y de las medicinas y apoyabamos para hacer su trabajo en lo que se reponia. Lo mismo pasó con toda la familia: yo conocí el SS cuando entré a la Universidad. La mayoría de ellas decia que cuando se enfermaron en otros trabajos simplemente las corrieron.
Kishiria ha dicho que…
Si me puedo imaginar la sorpresa de las chicas cuando vieron que las trataban distinto y me imagino también que tenían una larga permanencia con ustedes, casi hasta que se casaban; me da gusto saber eso,

correrlas cuando se enfermaban? ufff qué gente tan vil y seguro se sentían decentes de de buena familia
Carlos Angeles ha dicho que…
Hola.

Me da gusto que ya estés publicando sobre el tema :), solo una pequeña aclaración, estaba en el stand de la OIT en el pasillo de la ONU.

¡Saludos!
Kishiria ha dicho que…
Oooops... Sorry

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas