Las princesas de cristal

Son lindas, tiernas y desencadenan el instinto de protección de cualquier hombre, tienen el mismo factor awwwwwww que un gatito o perrito bebé, por lo general no matan ni una mosca y en la mayoría de los casos son buenas chicas, alumnas ejemplares y trabajadoras dedicadas.

Una buena princesa de cristal pasa por la vida entre pétalos de rosa y pocas veces se topa con eso que llamamos realidad, sí, llegarán a sufrir uno que otro pesar en sus vidas y tardarán en recuperarse lo mismo que los demás.

El problema, son esas incursiones al mundo real en los que, en el peor de los casos la princesa se topa con el villano de la película y lo que es peor, se enamora de él, como resultado tendremos una princesa rota, que espera ansiosamente un caballero en brillante armadura que la libere de sus aflicciones como si de dragón malvado se tratara.

También en esas incursiones, la princesa atrapa los corazones de los hombres comunes y tienen que darse cuenta de que ellos no llevan la brillante armadura que la princesa exije, ya no digamos el brioso rocín. El resultado es, desde luego, una rompedera de corazones que para que les cuento.

Uno creería que están extintas, pero de vez en cuando aparecen.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Pues sí, de vez en cuando te encuentras a una de esas muñecas de porcelana que no saben que son los golpes de la vida.

Pero a veces vez que esas muñequitas aprenden y se sobreponen, tal vez les lleve algunos años y tal vez necesiten terapia pero me consta que hay quien se recupera.
Kishiria ha dicho que…
Si se recuperan, pero de que les cuesta más, eso es un hecho

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones