porqué no hay que automedicarse

Un guardia de seguridad terminó aplicando la ley de Murphy en sí mismo, cuando decidió que la mejor manera de quitarse una verruga (que estaba junto a una articulación) era dispararle a la verruga y pues tuvo razón, lo malo, es que también se quitó parte del dedo.

El fulano terminó en la corte, ya que el arma usada para la operación quirúrgica era robada. lo más interesante fueron los argumentos en la corte, por parte de su defensor: "es una vítima de su estupidez" y por parte del juez "no sé que estaba pensando"; la sentencia fue ligera, 100 horas de servicio comunitario y 100 libras de los gastos del juicio... claro y perder parte de ese dedo.

La nota aquí

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
¡¡Eso no es automedicación!!!

El titulo correcto sería algo así como:

Dios mio, librame de ser pendejo.
Kishiria ha dicho que…
Bueno, si, fue la primera idea... pero iba a ser muy obvia

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas