Estimulación temprana con botox

En el caso de hoy vemos a una señora, que como muchas otras está obsesionada con no envejecer y que considera a su mejor arma el botox; el problema más grave es que le aplica a su hija de 8 las mismas inyecciones desde hace un año, cada 3 meses. La niña comparte la obsesión de la mamá y cada noche se revisa en el espejo en busca de arrugas y si encuentra una, pide su dosis de botox. No solo eso, los amigos de la niña piensan que es cool y desearían ellos también tuvieran una madre así.

La madre de la niña explica su proceder de esa manera:
“hubiera deseado tener esas mismas ventajas cuando era niña, es una chica muy afortunada y va a ser famosa gracias a los beneficios que le estoy dando desde ahora”

Sigo sin entender la mentalidad de la madre, ¿en qué cabeza cabe?

La nota aquí

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Cuidarse las arrugas no lo veo mal, pero pretender que una niña de 8 años puede tomar desiciones como un adulto es bastante idiota.
Kishiria ha dicho que…
o pensar que una niña de 8 años necesita botox... es estúpido

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas