La lechuza y el futbolista

Un amigo (colaborador de este blog bajo el pseudónimo de Autor) suele considerar a los deportistas (especialmente futbolistas) astros sobrevalorados y neardenthales de la peor clase, ejemplos hay de sobra: Cuauhtemoc Blanco, O.J. Simpson... y la nota de la que nos ocupamos hoy le da la razón.

Esto sucedió en Colombia, en estadio metropolitano Roberto Meléndez en uno de los juegos del equipo del Barranquilla, una lechuza, que vive en el estadio desde hace años y es considerada la mascota del equipo y amuleto de buena suerte ya que se cree que si cruza el estadio el equipo ganará, fue golpeada accidentalmente por el balón y cayó al campo, entonces, el homo erectus conocido como Luis Moreno, jugador del equipo rival, decidió sacar a la lechuza del campo de juego, PATEÁNDOLA, seamos honestos una persona pensante y normal hubiera levantado al animalito con ayuda de la camiseta y lo hubiera sacado del campo, pero estamos de acuerdo que la patada no es una opción sana y menos de un futbolista. La lechuza falleció después de 24 horas de continuos esfuerzos del personal veterinario.

Las imágenes del mencionado sub humano pateando a la indefensa lechuza le han dado la vuelta al mundo y le han causado la furia de conservacionistas y la misma afición; desafortunadamente, no hay sanción legal en la localidad y la asociación de fútbol lo castigó por 2 fechas. Sin duda merecía mucho más que eso, como... ser esclavo sexual de Elba Esther Gordillo, mínimo.

Es un hecho conocido que quienes presentan en la edad adulta problemas violentos de conducta hacia sus semejantes, se iniciaron maltratando animales, lo cual habla muy mal del mencionado neanderthal.

No es el único caso en que un animal sufre el ser la mascota de un equipo de fútbol, en una ocasión, el burro del equipo de fútbol americano del Politécnico nacional sufrió una crisis ocasionada por el ruido y la gente, allá cuando se inauguró el estadio y en la actualidad, en el estadio de Toluca, la afición llamada La Perra Brava, lleva un perro al estadio al cual le dan cerveza y lo llevan de un lado a otro de la tribuna.

en fin, la nota de la lechuza, aquí, les recomiendo NO ver el vídeo

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Estoy totalmente de acuerdo en que el futbolista es un salvaje y merece una multa economica, suspención de más castigos y trabajo comunitario como mínimo, pero ¿que estas leyendo para pensar en buscarle exclavos sexuales a Gordillo?
Kishiria ha dicho que…
o bueno , es que tiene que ser algo extremadamente desagradable no?

*patea la venus de las pieles debajo de la alfombra*

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas