De prejuicios y señoras argüenderas

Nuevamente un caso de la vida real; una amiga, que trabaja en mercadotecnia, le tocó hacer un evento en un parque público de la ciudad,en una colonia de clase media alta, con el fin de repartir muestras de un producto; para darle realce al evento, se organizaron muestras de skate, bicicletas y parkour con rampas y toda la cosa, apenas estaban montando las rampas, se acercó una señora de edad respetable (la edad, de la señora mejor no nos preguntemos) y muy enojada, protestó con el que le pareció el organizador del evento. La señora estaba indignada por:

- Si los vecinos no quieren que sus hijos vayan al parque para que no se contaminasen, menos iban a dejar que un grupo de malvivientes les pusiera el mal ejemplo
- que si bien no le molestaban las rampas, no querían gente de "colonias proletarias" en la zona, por que es de gente bien
- que como eran jóvenes proletarios no quería que se drogaran en las inmediaciones del parque
- aunque los organizadores tuvieran los permisos respectivos, lo que hacían no estaba permitido por los vecinos

La señora acabó mandándoles la patrulla, cuyos tripulantes conocían bien a la señora y tenían amplia experiencia con sus argüendes, tras revisar los permisos hasta los ayudaron a coordinar el ingreso de las rampas al lugar.

Lo triste de la situación es que ni la colonia es tan exclusiva y la señora de inmediato asumió que por ser personas que pertenecen a las tribus urbanas son delincuentes. Uno de los clasicos prejuicios que son el día a día de la sociedad mexicana, tanto de abajo hacia arriba y viceversa.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Podemos mandar a la señora de edad respetable a vivir a Paris:

http://mx.noticias.yahoo.com/londres-podr-ser-una-capital-prohibitiva-para-los-20110328-112556-901.html

Lo malo es que ni haciendo el viaje en canoa se le van a quitar los prejuicios.
Kishiria ha dicho que…
Claro, eso ya no se quita

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas