Cuestiones privadas

En el post de ayer estabamos hablando de cuestiones privadas como el uso de los sanitarios y el periodo menstrual, todo esto por que en Noruega una empresa exigía a sus empleados registrar su uso de los sanitarios; definitivamente, un tema que es completamente privado.

Otra cuestión que es completamente privada y que sin embargo vemos muchas veces en la calle son las personas que se arreglan la ropa interior en plena calle, sean del sexo que sean, las chicas que se jalan la tanga o panty o los que se despegan la trusa, si, puede llegar a ser medio incómodo lo que el movimiento hace con esas prendas pero no deja de ser algo que debiera hacerse en privado y no a media calle.

Peor aún son los que se rascan en público ciertas partes (señores rasca huele, les dice una conocida), igual de malo como las señoras que se ajustan el bra descaradamente o sacan dinero de él para pagar.

Lo mismo sucede con otras cuestiones como eructar, hacer sonidos nasales fuertes o escupir en plena vía pública, pero la sociedad se ha vuelto muy tolerante al respecto.

Simplemente es una cuestión de buen gusto, ya que anteriormente era tan impensable que ni el manual de Carreño lo consideraba y si bien el mencionado manual es arcaico, estamos de acuerdo que hay cosas que por educación no se debe hacer.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
Kishiria ha dicho que…
Gracias!! son cosas muy básicas que es bueno recalcar.
Hluot Firthunands ha dicho que…
Cuestion de educación a final de cuentas.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones