Y ahora resulta que siempre sí

Pues resulta que siempre si se aprobó la ley antiobesidad enfocada principalmente a evitar la venta de alimentos chatarra dentro de las escuelas; la parte más importante de la ley y lo que le "da fuerza" son las multas:

"Las multas podrán ir de los 12 mil a los 16 mil salarios mínimos vigentes.

Tomando en cuenta el salario mínimo de la zona "A" de 57.46 pesos, el piso de la multa podrá ser de 689 mil 520 pesos, y hasta los 919 mil 360 pesos. "

Lo interesante es... ¿a quién será aplicada la multa? ¿a las grandes compañías o a las cooperativas de las escuelas?... éstas mismas compañías seguramente ya tienen preparada una línea de productos light, un poco más caros para consumo de los estudiantes.

La ley también establece la necesidad de crear programas educativos de salud para reducir la necesidad de los productos chatarra y fomenten el ejercicio... claro con la calidad de la edicación en México gracias al SNTE... eso no es ninguna garantía.

Finalmente, establece el implementar bebederos en las escuelas los cuales serán gratuitos y se asegurará que tengan filtros y el agua sea de calidad; honestamente en mi escuela pedían cooperación extraordinaria hasta por que hacía falta comprar un nuevo trapeador; me pregunto si este será el caso; la ley obliga a la creación de bebederos pero no les dice cómo, soltándole el paquete a los gobiernos locales.

Finalmente, establece la creación de un "Observatorio Nacional de Alimentación y Nutrición" que seguramente será otro organismo público que se financía con nuestros impuestos y que dudosamente acarreará beneficios, como muchos otros que existen en nuestro país.

Por muy buena que sea la motivación y la causa, podemos ver otro ejemplo del legisladorismo indiscriminado que ha sido el emblema de los congresos más recientes; pura ley al vapor, para que no digan que no trabajan.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Aun cuando se apliquen las multas a cualquiera que incumpla, Bimbo y Sabritas pueden pagarlas sin problemas, jodidas, las cooperativas que viven al día.
Kishiria ha dicho que…
en efecto, qué triste caso

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas