El ejército y la homosexualidad

La homosexualidad es uno de los asuntos más espinosos de la humanidad, al grado que ha sido condenada por los valores actuales que vienen de hacer unos 3 siglos atrás; en la antigüedad, la homosexualidad siempre ha estado, incluso plasmada en documentos de gran importancia como los diálogos de Platón. En los harenes de Persia y Arabia, así como doncellas nubiles, había mancebos y eso no escandalizaba a nadie.

Sin embargo, en los 60, durante la famosa cacería de brujas en los Estados Unidos, corrías peligro por ser comunista y por ser homosexual, hasta por tener ideas demasiado liberales, los prejuicios del ejército norteamericano en contra de los homosexuales continúa hasta nuestros días y sigue causando controversia.

El sargento Leonard Matlovich murió en 1988 y se puede leer en su epitafio: “Cuando estaba en el ejército ellos me dieron una medalla por matar a dos hombres…y me expulsaron por amar a uno.” en efecto, dos meses antes de la caída de Saigón, este militar fue expulsado por sus tendencias y desde entonces, hasta su muerte, enarboló la causa gay.

En contra patanes consideramos que la homosexualidad es algo que atañe solo a quienes tienen esa tendencia y como todos los estilos de vida, su libertad termina cuando se daña a alguien más. No puedo dejar de preguntarme que pensarían los espartanos; conocidos por ser de los mejores guerreros que el mundo ha visto, de los prejuicios del ejército americano, considerando que ellos fomentaban la homosexualidad entre sus tropas, ya que creían que sus soldados peleaban mejor si el ser amado también estaba entre las filas.

Lo triste es que no se trata de orientación sexual, sino de prejuicio hacia lo que es distinto.

En fin, aquí está la nota.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Lo que deberian prohivir son los ejercitos.
Kishiria ha dicho que…
Bueno, eso también, pero mientras haya warmongers, habrá ejércitos

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones