Patanes peligrosos

La semana pasada en la ciudad de méxico un grupo de estudiantes de la colonia Del Valle paso un buen susto en su salón de Química cuando un compañero de salón los tuvo secuestrados por mas de 30 minutos.

Al parecer el mucacho de 19 años en medio de un ataque de celos decidió secuestrar y amenzar a su ex novia de 16.

De este caso hay  varias cosas que me preocupan, una que el hecho de alejarse de una mala pareja expusiera a la chica a esa clase de violencia; algo que vemos día a día en todo el país.

Dos que este joven estuviera seguro que el amenzar a alguien con una katana le podría beneficiar en algo.

Pero sobre todo me preocupa el fácil acceso que tuvo a las armas; lo detuvieron con una katana, 4 estrellas ninja y una daga corta, todas funcionales. Y me preocupa también como demonios pudo entrar a la escuela con ella; una katana no es nada fácil de ocultar. A mi me tóco en alguna ocasión cuando practicaba un arte marcial que me pararan en el metro para revisar mis espadas de entrenamiento antes de dejarme pasar; también me tóco ver que le pasara a un estudiante de kendo, que clase de seguridad tenían en esta escuela para quel chico entrara como si nada.

Lamentablemente esto es un fallo de educación a muchos niveles, la falta de educación al joven apra que tomara esa actitud y nuestra falta de educación como sociedad que permite esa facilidadpara portar armas y usarlas sin consecuencias.

La nota original aquí

Comentarios

Kishiria ha dicho que…
no se ni como empezar a abordar esto, sin duda el energúmeno (porque no se le puede llamar de otra forma) que quiere retener a la novia de una manera tan bárbara o que nadie se haya dado cuenta de que el fulano traía armas...

es cierto lo que dice antares... si por una katana de madera casi no te dejan pasar... no entiendo como no lo detuvieron, al menos para preguntar

que triste caso y que por favor a este fulano que ya no lo dejen ver peliculas de samurais

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas