Las universidades son autónomas, eso significa que en su mayoría se rigen por un código de conducta, mismo que suele ser estricto en el mundo anglosajón; los casos que veremos en este post sucedieron en Latino América.

Daniela
Una estudiante de la Universidad Autónoma de Aguascalientes fue expulsada durante 6 meses de la institución por haber publicado algunos comentarios en Facebook sobre la universidad. En los comentarios acusaba a los docentes de estar enfermos de poder y de otras cuestiones delicadas:

“"LOS DOCENTES DE MII TAN HONORABLE UNIVERSIDAD! DEBERÍAN DE ESTAR AVERGONZADOS!! ES EVIDENTE QUE ESTE PROCESO ESTUDIANTIL ESTUVO VICIADO!! LLENO DE FRAUDE, INJUSTICIAS, DIFAMACIONES, CALUMNIAS, INTIMIDACIONES, MANIPULACIONES, CORRUPTELA, INFLUENCIA E INTERESES AJENOS AL ESTUDIANTE!! UNA MARAÑA DE BUITRES ANSIOSOS DE PODER!! Y NOSOTROS COMO ESTUDIANTES DONDE QUEDAMOS!!? QUE SE HAGA JUSTICIA Y QUE ACATEN LO QUE LA VOZ DEL ESTUDIANTE RECLAMA! ESTA NO ES SU UNIVERSIDAD, ES NUESTRA! QUE SE SEPA LA CLASE DE PERSONAS QUE DIRIGEN A LA UAA!! QUE ASCO!"”

La chica fue notificada de su expulsión por medio de un oficio que aducía los mencionados comentarios, escudándose en el argumento de que la “universidad respeta el derecho a la libre expresión” le reprendían por hacer tales acusaciones y se le requerían pruebas; además, se le reprendía en el mismo escrito por haber llevado a un notario a un conteo de votos de un consejo escolar.

En una conferencia de prensa del rector de la mencionada institución, se le inquirió sobre la alumna y el docente se salió por la tangente con esta joya:
"No, pues mire, en estos tiempos esas herramientas son muy buenas, yo afortunadamente no uso ni Facebook, ni Twitter, ya mis neuronas no dan para eso, ¿sí?... al igual que el correo electrónico. Más bien, yo invito a todos los que me quieran decir algo que me escriban a mi correo, es público, invito a cualquiera que tenga que decirme algo, reclamarme algo a que entre a mi oficina. Creo que es mejor la comunicación directa que andarnos carteando, yo ya no escribo cartas".

Imagino que si sus neuronas ya no le dan para escribir una carta (ya no se diga de las complicadísimas redes sociales) tampoco le han de dar para cumplir su función, desde luego alguien que cierra de esa manera las opciones de queja, no creo que “la puerta de su oficina esté abierta”.

La nota, aquí.

Geisy
Esto sucedió en Brasil, la estudiante, una mujer muy bella, fue un día a su universidad con una minifalda que mostraba sus piernas, sus compañeros estudiantes se pusieron como locos, llegando a una situación de acoso verdaderamente espantosa, al grado que la policía debió acudir a sacarla de ahí; por si fuera poco, las autoridades universitarias la expulsaron por “falta de respeto a la moralidad y dignidad académica” la chica llevo el caso a las autoridades y a los medios, logrando una indemnización de 40,000 reales y el ser readmitida en la institución, algo que no acepto, ya que la chica teme por su seguridad. Lo interesante de este caso es que la Universidad no ha hablado de cambiar sus políticas de vestimenta u ofrecer disculpas.

Me parece muy curioso es que la mayoría de nosotros escuchamos Brasil y pensamos en bellas y sensuales mujeres bailando con trajes que muestran... hasta su acta de nacimiento y sin embargo en esa universidad se pusieron como fieras por una minifalda...

La nota, aquí

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Mira, por experiencia creo que en las universidades hablas decomo te fue en la feria.

Como cualquier persona que estudió la universidad, conosco varios casos de alumnos que se quedaron sin carrera porque se pelearon con maestros, conosco casos de alumnos que no merecian el titulo y lo tienen.

En el caso de la UAA, se tendria que ver cual fué el problema porque sí conosco maestros que no saben ni encender la computadora pero conocen a los alumnos de nombre, te dicen donde viven y si tienen problemas de trafico para llegar a la escuela.

Yo tuve un compañero de generación que se inconformó por el cambio de director de la facultad (el proceso fue publico y apegado al reglamento). Él y sus 7 amigos tomaron las instalaciones y dejaron a cinco facultades sin clases durante 1 semana (más de 2500 alumnos afectados).

¿En qué terminó todo? El director electo lo llamo y le ofreció ser consejero alumno a cambio de que le parara al desmadre. El inconforme acepto y nunca se espero que el director lo pusiera a trabajar en forma y en serio durante un año. Cinco juntas de consejo reciviendo criticas de maestros y alumnos por igual fueron suficientes para educar al inconforme.

El caso de Brasil es de acoso colectivo y la universidad deberia de hacer algun estudio sociologico para evitar que se repita.
Antares_Dragonbane ha dicho que…
Mira es muy dificil saber, yo fui a una universidad estricta hasta extremos de verdad irreales.

Más allá de el reglament ode conducta que se supone que tenía que leer y firmar a una compañera mía cas ila expulsa por preguntar si un fulano la había ido a buscar.

Obivamente la institución siempre se ha manejado asi y si entras es a sabiendas de.

En cuanto al caso de UAA esta muy roraro sobre todo por lo del notario.


Y lo de la universidad de Brasil ni que decir más fácil suspender a una alumna que educar al resto al parecer.
Kishiria ha dicho que…
Hluot:
debo decir que a mi de universidad.. socialmente me fue bien, sigo inconforme con álgunas cosillas al momento de la titulación pero en fin...

A una amiga, el pelearse con un profesor que despúes se volvió coordinador de su carrera la fastidió varios años y solo se graduo por que su tesis se la asesoró la vaca sagrada de la facultad...

también es cierto que mucha gente que no lo merece se titula, en lo personal tengo la impresión de que una universidad es un método de descarte y termina quien es persistente... no el más apto ni el mejor

y lo de Brasil... en efecto

Antares

Bueno si sabes en la que te metes con esa universidad... pues ni como reclamar ¿no?

y si, es más fácil expulsar a la alumna que educar y civilizar a los demás

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones