No es por vicio aunque sí por fornicio

Se me ocurrieron un sinfín de guarradas para titular este post pero como soy toda una dama (ay si cómo no) omitiré ponerlas.

Esto sucedió en Hong Kong, un ciudadano, quien, acometido intempestivamente por una urgencia de fornicio, decidió refocilarse con el objeto más cercano que tenía a la mano: una banca de parque, tras algunos minutos de éste inusual himeneo la improvisada amante demostró su posesividad con tal éxito que el ardoroso sujeto se encontró inexorablemente atrapado por los efectos de su pasión; sin haber solución o remedio más que llamar a los servicios de asistencia, hubo de pasar por la vergonzante situación de proporcionar explicaciones.

La nota aquí

Comentarios

bebipelucha ha dicho que…
Insisto, que muchas veces siento verguenza de pertenecer a la raza humana... No se si pensar que los hombres estan cada ves mas perversos o que estas cosas si sucedian antes ( pero no nos enterabamos :))
Lo deberían haber dejado atascado alli hasta que recupere la compostura jajjajajja!
Kishiria ha dicho que…
Hola bebipelucha!!! bienvenida y gracias por comentar

si, realmente da pena y creo que lo debieron dejar ahí, aunque el que su incidente haya trascendido internacionalmente... creo que fue lo más humillante
Audiostranger ha dicho que…
JAJAJAJAJAJAJAJ JAJAJAJAJ JAJAJAJJAJAJA JAJAJAJAJAJAJA JAJAJAJAJA JAJAJAJAJJA JAJAJAJAJAJA!

Me hiciste la tarde!
Kishiria ha dicho que…
Audiostranger
Me da gusto leer eso!

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas