Exámenes laborales

Leyendo las leyes laborales estadounidenses, está prohibido que en una entrevista de trabajo te pregunten cosas como tu edad, tu religión, tu estado civil, tu orientación sexual o si tienes algún tipo de enfermedad o impedimento; en México al ir a comprar una solicitud Standard de empleo te preguntan hasta tus obvies, tus creencias y solo les falta hasta que talla de ropa interior usas y eso es solo para empezar.

Una amiga, en una entrevista de trabajo le escandalizó que le preguntarán cual era su religión y hasta que tipo de creencias tenía, de pasadita, también en que tipo de valores tenía. Otros factores, como tatuajes o piercings no son bien vistos por las empresas.

Formas de discriminación como: la edad, el peso y la apariencia física son tan usuales que los vemos en los avisos de trabajo: “se solicita vendedor de 25 a 35 años, buena apariencia” “se solicita recepcionista, de 23 a 30 años, excelente apariencia talla 5 a 6”, uno de los avisos de empleo que más me ha sorprendido fue “se solicita asistente ejecutiva, excelente apariencia, guapa, tallas 6 a 7, amplio criterio y disponibilidad de horario” más claro, ni el agua.

La mujer sufre, en el medio laboral, además de situaciones de acoso sexual, restricciones en cuanto a la maternidad, muchas empresas tienen políticas poner en el contrato cartas compromiso de las empleadas en las que estás prometen no embarazarse en los primeros 4 años, una cláusula completamente ilegal. El problema es que las empresas no se limitan a eso.

Una compañera de trabajo, abogada, en la tercera entrevista para un trabajo que estaba solicitando le dijeron que la posición era prácticamente suya, sólo necesitaba hacer una pequeña prueba, el entrevistador, un caballero pasados los 40, le entregó una prueba para embarazo comercial y le indicó que la usara en el baño y que se la regresara para verificar que no estuviera embarazada; mi compañera, atónita, le devolvió amablemente la prueba y le dijo que una empresa que violara las leyes laborales de esa manera no le interesaba para laborar en ella.

El siguiente caso me enteré hace unos cuantos días, otra conocida, en su segunda entrevista le dijeron lo mismo, que el puesto era casi suyo y que tenía que llenar el frasquito de muestras que le entregaron con su orina. Esta chica, aunque consciente de la violación a sus derechos laborales, accedió, como ella lo explica “el empleo está escaso y necesito trabajar”. En este caso la prueba no solo permite saber si está embarazada, también si tiene alguna enfermedad, cuales son sus hábitos alimenticios, con que frecuencia toma agua y en general, cuál es su estado de salud. Información demasiado íntima.

El problema es que, mientras exista la necesidad y el desempleo esté tan alto, las empresas seguirán imponiendo condiciones de este tipo.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Sí es discriminatorio hacer estudios medicos, sobre todo en empleos de oficina o de poca demanda de trabajo físico.

Aunque tambien existen algunos empleos donde es necesario hacer examenes medicos, generalmente estos empleos deben tener mejores salarios.

La apariencia y la maternidad son fregaderas, conosco gente que por su apariencia obtiene mejor trato que otros más capaces. Y si los patrones no quieren mujeres embarazadas, deberian desauciar a sus madres por parirlos.

Pero tambien conosco a muchos que aceptan ese trato por conformismo, Conosco a varios que por no leer los contratos, por no estudiar la ley, por no tomarse 4 horas para investigar en la STPS o las Juntas de Conciliación y Arbitraje, aceptan que los traten con la punta del pie.

Si es cierto que existen pocas oportunidades de empleo, pero estudiar la ley sirve entre otras cosas para abrir el horizonte y ampliar las perspectivas y eso hace que una persona sea mas valiosa para una empresa, no solo que sea buen burro de carga.
Kishiria ha dicho que…
Depende del empleo si se requieren exámenes médicos o no, pero para oficina es muy cuestionable.

Pues si, las claúsulas antimaternidad son una fregadera y no son justas de ninguna manera; lo grave, por ejemplo es cuando puedes conocer muy bien tus derechos y aún así, que verdaderamente necesites el trabajo
Audiostranger ha dicho que…
Mira, es genial cuando puedes batearlos por discriminarte. Lo que no es genial es cuando tienes bocas qué alimentar.
Yo llevo 2 años y medio cubriendo un tattoo que tengo y nadie aqui sabe que lo tengo. Es sencillamente una pesadilla, pero necesito el ingreso.
Kishiria ha dicho que…
Audiostranger

La necesidad (de trabajar]) es la que hace que se tengan que aceptar esas prácticas discriminatorias, algo con lo que cuentan las empresas, de ahi vienen las horas extras no pagadas y los empleos por honorarios, todos en detrimento del trabajador

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones