El Cine

Pocos de ustedes recordarán que los cines hace unos 15 o 20 años eran algo muy distinto, las salas estaban controladas por una sola familia, seguro uds recuerdan los multicinemas;

Los cines eran enormes y tenían, al menos buenos 25 años funcionando como tales, existía la cine permanencia voluntaria, es decir, te podías quedar todo el tiempo que quisieras hasta que de plano cerraban la sala tras la función de media noche, el precio del boleto era razonablemente barato, el equivalente a unos 20 o 25 pesos actuales. Las salas se medio barrían antes de la primera función y no se limpiaban para nada, hasta en la noche; la gente, puercamente, entendía por tirar la basura, el dejarla abajo del asiento o tirarla al piso; muy pocos eran lo suficientemente civilizados como para ponerla en los botes de basura a la salida de la sala, gracias a esto, el ir a las ultimas funciones era una experiencia bastante asquerosa, pues implicaba caminar entre basura y pegajosidades, aún en los cines familiares.

Había varios tipos de salas, las familiares en buenas colonias y las del centro, donde podías convivir con fauna de lo más interesante, como ratas y chinches. Y si la película que querías ver estaba en esos cines, era mejor que te fueras con un cambio de ropa que ya no fueras a usar, en serio. Una mención aparte la merecían los cines para adultos, los había ahem... limpios como el Arcadia y los había como el Teresa... en donde podías contratar ciertos servicios de índole personal.

Los precios en la dulcería eran un robo en despoblado, una triste bolsa de papitas te costaba lo que el boleto de entrada, por lo que la gente contrabandeaba cosas para consumir adentro. Una mamá previsora llevaba en una bolsa al menos 2 bolsas de papas grandes, un refresco, vasos y una gran variedad de dulces.

La experiencia cinematográfica... sólo digamos que obtenías por lo que pagabas, el sonido era deficiente (por no decir pésimo) la imagen no era muy buena y a veces la cinta se rompía y se interrumpía la función y te interrumpían la película a la mitad, a media escena, para poner el intermedio, algo bastante molesto. En ese momento la gente se desbandaba para ir al baño... la censura era la orden del día y si una película tenía escenas consideradas no apropiadas, eran cortadas burdamente y te aguantabas, por que no había director’s cut.

Una de las quejas principales era la limpieza de los cines, casi nula y el pésimo sonido, por ello se crearon las salas plus, por 5 pesos más gozabas de una sala... bien barrida... en serio, no es broma.

El argumento que la mayoría de los dueños de los cines ponían para mantener las cosas así era que la gente no estaba dispuesta a pagar más.

En resumen ir al cine era más o menos barato, pero no era agradable

Actualmente hay 2 cadenas importantes de cines, ofrecen sonido espectacular, aire acondicionado, salas limpias, asientos cómodos y hasta monadas como 3D, imax y megapantallas, además te garantizan una película integra y que el mismo público se comportará de manera correcta en la sala.
El problema es el precio, un boleto NORMAL te cuesta 50 o 60 pesos (y si llevas a una familia de 4, ouch, es un buen desembolso) las cosas de la dulcería cuestan de 38 hasta 250 pesos o más si pides paquetes de cosas. Ir al cine y comprar un refresco y unas palomitas te sale, tranquilamente en 160 pesos POR PERSONA. Contrabandear cosas es muy difícil ya, por cierto. Parte del servicio de las dulcerías consiste en que todo se te antoje, por lo que tu gasto puede subir hasta a 300 pesos de puro antojo.

Y aún así, los cines suelen estar retacados en fines de semana, mientras que para los estrenos se hacen unas colas enormes; lo que nos muestra una cosa, la gente sí está dispuesta a pagar más.

Ir al cine ha dejado de ser una experiencia familiar accesible para convertirse en un lujo, a menos, claro que quieras ir a los pocos cines que quedan al estilo anterior, con todos sus problemas.

Y sin embargo no me imagino a un padre de familia que gana el mínimo llevando a su familia a una de las grandes cadenas, si acaso a los multicinemas o de plano, echará mano de la piratería.

Y tú ¿a dónde vas al cine?

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Pues cada quien habla de como le fue en la feria ¿verdad?

Todos los cines donde fuí de niño (70s, 80s) se barrian y limpiaban entre funciones y la gente no tiraba basura, la basura que se acumulaba era porque se te caian las palomitas en la oscuridad o porque un niño tiró el refresco. Solo accidentes y la gente era cuidadosa.

El sonido no era estereo, pero era bueno y vivir en una ciudad socialistoide tenia ventajas, habia proyecciones sin cortes, para mayores de 21 años pero sin cortes.

Actualmente solo sigue uno de los cines antiguos que conocí y el servicio sigue siendo igual.

Pero obviamente nunca fuí al cine en el DF. De hecho, nunca he ido al cine en el DF.

Como no tengo familia, no me duele mucho gastar en el boleto. Lo que no aguanto es que las peliculas mexicanas, latinas y las de arte estan en catelera 2 dias en horario de 12 del día ¿quien va a ir así?

Otra opción son los cines universitarios donde pasan peliculas cuya calidad no depende de los efectos especiales o las curvas las actrices y musculos de los actores. No sé en otros estados, pero en Veracruz el Gobierno Estatal y la Universidad Veracruzana hacen ciclos de cine de arte a cada rato por todos lados, quien no conoce a Akira Kurosawa o Peter Greenaway es por defecto genetico o problemas durante el nacimiento.

Eso sí, cuando empece a tomar el control de mis finanzas lo primero que hice fue ser más critico para ir a ver una pelicula y dejar de comprar palomitas en el cine, la semana pasada me compre unas palomitas antes de entrar y me costaron $16 afuera del cine, adentro cuestan $70, pero me las comí afuera. Segun PROFECO, las palomitas dentro del cine son 400 veces más caras que afuera. Y eso sin mencionar que para "promover" la compra de refresco les ponen sal como si fueran bacalao.

En genral no me ha ido mal en el cine, siempre ha sido agradable.
Kishiria ha dicho que…
hahaha, tienes suerte y si, los cines de provincia son más prolijos, viene de esas epocas en que el cine era una de las pocas cosas para entretenerse.

Y si, las palomitas son absurdamente saladas.

En la actualidad es más conveniente comprar tu película en DVD (el cine de arte tiene muy buen precio) y verla en la tranquilidad de tu casita. Cosa curiosa, en tepito hay un puesto pirata especializado en cine de arte, traen cosas que en serio ni en amazon se consiguen
Audiostranger ha dicho que…
Yo recuerdo esas salas apestosas. Por ejemplo era tradición ir al cine Continental (el del castillito) a ver las películas de Disney. El fin de una era cuando Disney inició su etapa decadente y el Continental cerró. Si recuerdo la consistencia pegajosa del piso y los asientos piojosos.

Aún así, ir al cine era emocionante. Aunque confieso que siempre me dio mucha pena ajena la refchifla previa al inicio de la peli.

Actualmente solo llevo a mi enana cuando hay estrenos que nos llaman la atención. Evito el 3D a toda costa, es un robo. $78 el boleto X 3 + combo = casi $400. ¡Wakala!

Odio con toda mi alma los anuncios del cine: eso de anunciar Pepsi Kick antes de una película infantil me purga. Ponerte comerciales culpígenos sobre la piratería me incita más a comprarla que a sentirme mal por hacerlo, porque los pelmazos que diseñaron esa horrenda campaña aluden a una cuestión de status y no a un argumento verdaderamente razonable.

Los "churros" los compro pirata o los veo en cable, digo, para eso paga uno cable y los dineros igual llegan a los bolsillos de los realizadores.

Las de cine de arte, cuando las encuentro, si las compro originales, pero en realidad no siempre se encuentra lo que se busca.

Coincido: es un lujo ir al cine. Aunque viéndolo bien, eso orilla los no pudientes a que vayamos a las salas universitarias a refugiarnos del capitalismo cinematográfico salvaje.
Özer ha dicho que…
Me confieso fan de las salas "vip" (dicen que quiere decir very insecure people, je), aunque sólo las visito cuando mi esposo invita y eso es como dos veces por año. Y sí, el Continental era de rigor, así como el cine Las Américas y los Multicinemas de Plaza Universidad, que parecían cajas de zapatos. ¿Y cómo ven que el exitazo del verano "El Origen" no lo estrenaron en las megacadenas? Pero ya se arreglaron y sí van a pasar esta película en Cinemex y Cinépolis. Con lo cual respiro tranquila, porque en mi ciudad sólo hay cines de esas cadenas... que yo sepa.
Kishiria ha dicho que…
Audiostranger
yo evito el 3D por que además de caro eso de salir xcon nauseas y mareada no es lo mío, si, soy de ese 10% que no soporta el 3D.
Por fortuna hay opciones como las cinetecas o bienales, pero la hegemonia del cine comercial es muy notoria-
los anuncios son absurdos, sobre todo los de la piratería ¿qué niño le va a decir a sus papás que compró el examen?

Ozer
realmente con ese lio de la película "el origen" ya me dieron ganas de verla, se ma hace tan raro que sigan habiendo esos problemas de censura o de alguien decidiendo que debes ver o no
Özer ha dicho que…
Kish: Pues yo también estoy en ese 10%, por un problema de la vista ni siquiera puedo apreciar los efectos 3D, yo veo todo eso como si no trajera los mentados lentes. Y con respecto a la película el problema fue económico, pues el distribuidor (WB) quería más porcentaje de taquilla que lo que se acostumbra y los cines dijeron nel. Pero ya se arreglaron, lo cual es bueno porque he oído y leído maravillas de la película. El tema me interesa (las fronteras del sueño y la realidad), así que espero ir a verla la próxima semana.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas