Cómo decidí decir ni un día más

Historia de cómo salí de una mala relación parte 1

Hace más o menos un año tomé la decisión de irme a vivir sola, lo hice porque estaba segura que eso mejoraría mi situación familiar, mi tiempos de traslado y estaba segura que me ayudaría a pensar mejor el rumbo que quería darle a mi vida.

Mi entonces novio de muchos años (más o menos 6) se opuso con todo y me dijo que en cuanto me fuera a vivir sola lo iba a dejar por aburrimiento y me iba a dedicar a la fiesta y al libertinaje.

Al final resultó que más o menos los dos tuvimos razón.

Después de unos buenos días de peleas él dijo que me comprendía y que me ayudaría y se ingenió para conseguirme un departamento que quedaba muy cerca de casa de sus padres, con quienes vive, a un precio razonable. Yo estaba encantada era algo que podía pagar y estaba segura que con esa oportunidad podríamos pasar más tiempo juntos.

Al paso de las semanas me di cuenta que mi situación familiar mejoraba, que el espacio personal me hacía falta y pude pensar mucho en el rumbo que tenía mi vida y comencé a notar cosas que no me gustaban.

Mi novio se quejaba de que si salía a ver a mis amigos, que si cocinaba o no cocinaba, que si mi closet estaba ordenado o no y comencé a sentir que era como haberme salido de un ambiente de control para caer en otro peor.

Lo que más me molestaba es que nunca quisiera quedarse una noche conmigo, que nunca pasara más de dos horas ahí porque sus papás no lo consideraban adecuado. Pero caray si llevábamos tanto de novios y estábamos comprometidos cómo era posible que él estuviera cambiando ahora. Con tanto tiempo para pensar me di cuenta que él que estaba cambiando no era él; ya que siempre había sido así. Revisando sus actitudes me dio pavor llevaba años al lado de un patán y yo como feliz víctima.

¿Cómo me di cuenta? He aquí algunas situaciones.

Se quejaba de todos mis trabajos, siempre reclamaba que yo podría conocer gente ahí o que tuviera que ir a eventos; esos no eran ambientes sanos para una señorita y me aseguraba que en cuanto su negocio levantara eso iba a cambiar.

Se quejaba de mis amigos; decía que la gente nueva que conocía era terrible, todos mis amigas me mal aconsejaban y todos mis amigos, hasta los casados, querían acostarse conmigo. Revisando sus quejas me di cuenta que siempre habían estado ahí, que me había alejado de muchos de mis amigos durante esos años de relación porque él nunca quería acompañarme con mis amigos (decía que no tenía porque aguantarlos) y que yo había comenzado a preferir salirme de círculos sociales con tal de evitar peleas. Las últimas veces recibí comentarios de “por qué vas a ver a comer con tus amigas hoy si vas a ir al cumpleaños de una de ellas mañana” y la joya de “diviértete porque cuando nos casemos todo va a cambiar”.

Decía que quería estar conmigo pero siempre había pretextos primero que la maestría, luego su negocio, luego que sus padres. El caso es que en 6 años de relación nunca viajamos juntos, no dormimos más de una noche juntos y sus cosas siempre estaban primero. Primero su maestría, primero sus amigos, por quienes muchas veces me dejo plantada así sin avisar, primero su negocio. Mis sueños tenían que esperar a que estuviéramos casados.

Cuando comencé a darme cuenta de todos estos detalles me quería de dar de golpes contra la pared; pero si eso nunca iba a pasar y la verdad si llegaba a pasar ¿en serio quería estar con alguien así por el resto de mi vida?. La respuesta por supuesto era no. A lo largo de los años este hombre había tratado por todos los medios de aislar y suprimir mis sueños y mi personalidad y lo que era aun peor yo me había dejado.

Cada vez que teníamos un pleito y que yo me quejaba me decía que yo era desesperada que no le tenía paciencia ni fe a la relación, tenía un par de detalles románticos los siguientes días y yo como boba me creía que al final toda iba a estar bien y que seguro eran exageraciones mías. Sin duda él estaba mal pero yo estaba peor por no quererlo ver. Convencida de que para que existan malas relaciones y abuso emocional se necesitan dos decidí romper el círculo.

Después de muchos días de reflexión y de miedo a lo desconocido un mañana que me habló a la oficina para uno de sus reclamos habituales me armé de valor, me dije y le dije ni una vez más y lo mandé a volar.

Lo que pasó después de esa mañana en un futuro post.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
No me aguanto al siguiente post, va mi hipotesis:

1.Lloró
2.Suplicó
3.Amenazó
4.Agredió

Tal vez la agreción no fue fisica, pero apuesto por la verbal y sicologica.
Kishiria ha dicho que…
Eyt... creeme se pone mejor
Antares_Dragonbane ha dicho que…
Hluot


Pues si se dedicó un muy buen rato a hacerme la vida miserable. En enero me marco un día muy borracho en la madrugada y luego negó que me hubiera hablado él. Cómo si los registro de llamada no exisitieran.
Audiostranger ha dicho que…
Quiero pensar que al menos no lloró mientras se auto-arrojaba por las escaleras para rodar y rodar por el caracol. Jajajajajajaajajaja porque a mi alguna vez me tocó ver eso.

Pd. Gracias por el apoyo.
Galanviz ha dicho que…
Pues si esta feo hasta donde va la historia. Pero no importa que hayan sido 6 años, al final abriste los ojos y esa experiencia te ayudara a ser mas selectiva y a pensar en ti. Al final todo son experiencias. Por cierto yo apenas celebro mis 11 meses de independiente, toda una experiencia ojala y un dia podamos compartirlas
Att @galanviz
Kishiria ha dicho que…
Audiostranger

Y luego dicen que las drameras somos nosotras.

Galanviz
Todo termino de relación es dolorosa, lo bueno es poder acabar con un círculo vicioso. Y si quieres compartir tu experiencia, en Contra patanes lo consideraremos un honor
Antares_Dragonbane ha dicho que…
Audiostranger pues si hizo de todo un poco para que yo me sintiera culpable y regresar a tener el control la verdad le llegué a decir a Kishiria que sentí como si hubiera salido de una secta religiosa.

Galanviz pues si es una experiencia que me ha ayudado mucho no solo a mi sino también a un par de personas con las que llegue a comentarla. Al final son golpes que te hacen crecer. A demás apoyo a Kishiria si quieres compartir tu experiencia en el blog encantadas te damos un espacio
bebipelucha ha dicho que…
Hola :) Te felicito por haber sacado esa persona de tu vida! Yo por tenerle lastima a mi ex aguante 10 años a su lado y yo todos los días queria dejarlo y me daba pena. Si en nuestro corazon esta la sensación de que hay terminar, hay que hacerlo! La vida es una mier.. al lado de alguien que no te hace feliz. Tu historia es un gran ejemplo. Tu eres afortunada por haberte dado cuenta que él no valía nada y muy valiente por haberlo sacado de tu vida. Ya verás que aparecera en tu vida alguien que te cuide y te ame como te mereces. Saludos

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones