El precio del sexo

No, no nos vamos a referir a la prostitución, nos referiremos a la extraña mecánica de las citas y lo que se espera de ellas.

Esta entrada me la inpiró Blog y Lana sobre quien paga la cuenta, uno de los comentarios que me sorprendió fue el siguiente:

franco 19 February 2010 at 17:36 pm

yo solo pago cuando estoy con una chica nueva y quiero sexo

Es un enfoque muy distinto que el del post de quien paga en la primera cita, aquí esta persona asume que al pagar la cuenta tiene derecho a sexo, no se trata de una petición, si no como una obligación. a una conocida le pasó que despues de cena y cine, el tipo le dijo afuera de casa de ella "bueno pues yo ya pague todo ¿no? ahora tú invítame a tu casa" el tipo recibió un portazo en la naríz.

Aquí no se trata de quien paga, si no de lo que se cree que es un derecho o no y aquí, desde luego no hay confianza ni comunicación; si el fulano espera que la chica corresponda con sexo, la está tratando al nivel de una sexoservidora y considera que la cita es un pago anticipado. Si hace esto en la primera cita no creo que tenga relaciones muy largas que digamos.

Dejando a un lado quien pague o quien, ¿donde queda la razón de ser de la cita como un momento para conocerse?

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Jejejejeeee

Bueno, lo que sucede es que esos sujetos estan buscando sexo con pago en especie. No buscan una relación de pareja o siquiera conocer a la chava.

En las salidas a cenar, los cafes y demas, yo prefiero llegar a un acuerdo hablando claro.

"Si quieres yo pago" es una forma de decir que estoy dispuesto pagar pero tambien estoy dispuesto a oir su opinión.

Cuando existe confianza no hay problema, pero cuando buscas comprar sexo con pago en especie la confianza no es tu prioridad.

A mi me paso lo contrario, una chava que no aceptaba ni que yo parara el taxi para no deberme nada. Así le habra ido antes.
Kishiria ha dicho que…
Sobre esta chava, pues si, así le ha de haber ido.

y si, si inicias una relación en ese plan, es que no buscas nada profundo.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones