Curanderos y Charlatanes

La tendencia a buscar un curandero para solucionar problemas de salud o diversos no es solo privativa de los más bajos estratos de la sociedad, he conocido muchas personas de clase más bien alta y con al menos una educación avanzada que creen a pie juntillas en eso de que les lean las cartas o que les hagan un trabajito, una chica que conozco, graduada en Leyes en una de las más caras universidades del país cuando se embarazó usaba, por consejo del curandero, una bolsita con especias al cuello, un liston con una llave en el vientre y un sin fin de cosas,,, "para evitar las malas vibras para el bebé"

La más nueva y vanguardista corriente de la medicina cree que un buen porcentaje de los males actuales se deben a la alimentación y el exceso de peso, una tendencia que en exceso es muy mala, tanto como los médicos que recetan antibioticos fuertes a la primera provocación. Para los curanderos, todos los males se deben a las malas vibras, a los espíritus malignos o de los muertos o ambos, para ellos la solucion es purificar por medio de brebajes, trabajitos y hasta sacrificios de pequeños animales que la verdad no tienen la culpa de las pend$%%$ de los seres humanos.

No son raros los casos de personas que atienden sus enfermedades con los curanderos y que cuando por fin ya van al médico, es demasiado tarde, lo mismo se aplican a muchos tratamientos naturistas y/o alternativos (dije muchos, no todos, que conste), cuando sus problemas de salud son bastante serios, mi padre, por ejemplo, prefirió ir a que le pusieran una pituitaria de cerdo en vez de comenzar a tratarse los principios de insuficiencia renal que tenía, despues de eso, lo que hubieran sido unos cuantos años de vida relativamente cómoda se volvieron meses nada agradables. Ustedes disculparán si mi posición hacia la medicina tradicional o alternativa no es precisamente imparcial.

Luego uno ve las situaciones que narra el diario La Crónica, sobre una familia en la que la nieta tuvo sexo y no se cuidó, con los resultados predecibles, pero como sus menstruaciones eran irregulares no le prestó la mayor atención aunque su familia al ver la falta de menstruación y que comenzaba a engordar le hicieron la pregunta lógica, la muchacha lo negó rotundamente haber tenido relaciones, asi que la llevaron al curandero local quien determinpo que la joven era víctima de un hechizo y le dio varios brebajes y unguentos, atendiendola hasta diciembre, cuando el momento que tenía que llegar sucedió la joven pensó que el dolor se debía a su menstruación pero lo que salió no fue precisamente eso, si no un bebé de sexo masculino, los abuelos vieron lo sucedido y tomaron la ropa ensangrentada de la muchacha, al bebé y a ella misma con el curandero reclamándole que no se trataba de un hechizo, pero el curandero se la sacó fpacil: les dijo que el bebé no era un ser humano, si no una mafifestación del mal, la familia, muy obediente, llevó al monte al bebé, en donde le dieron muerte.

Desde luego los dos adultos y la menor ya han sido consignados en el estado de Yucatán.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas