¿Es posible que cambie un patán?

Dice el dicho que, genio y figura, hasta la sepultura,y tratándose de patanes, ésto es cierto... Casi siempre. Aunque son casos muy aislados, es posible que un patán llegue a cambiar, e incluso se convierta en un enemigo jurado de lo que fue. Sin embargo, tienen que reunirse una serie de factores muy complicados, por lo que los casos se pueden contar con los dedos de una mano, y sobran dedos.
Los motivos por lo que un patán - o patana, que es posible también - puedan cambiar son básicamente los siguientes.
  • El amor verdadero: Lo sé, suena cursi a morir, pero en ocasiones, el individuo en cuestión se encuentra a una persona quien realmente le llega al corazón, al grado de forzarlo a portarse como un caballero o una dama.
  • Ser responsable de una auténtica tragedia: Usualmente, al patán le tiene sin cuidado que tanto pueda dañar a las demás personas. Pero cuando llega a hacerse responsable de algo realmente trágico, usualmente cae en cuenta de todo lo que ha estado haciendo, y busca cambiar las cosas.
  • Un suceso dramático en su vida: Hay momentos en que la vida nos golpea de frente sin aviso, y nos obliga a pensar que hemos hecho, y muchas veces nos hace cambiar nuestro estilo de vida. Usualmente ésto pasa cuando estamos cerca de la muerte, pero otros momentos traumáticos pueden lograrlo. Un caso muy común es cuando alguien cercano a ti, y a quien aprecias, es víctima de un patán.
  • Encontrarse con un auténtico ejemplo: Todo cinismo tiene sus limites, y a veces incluso el mayor patán se encuentra a alguien cuya conducta es lo suficientemente admirable como para moverle las fibras más profundas del ser. Inicialmente, tratará de aplicar ese ejemplo a su conducta pataneril, pero de forma gradual, se irá dando un cambio.
  • Toparse con alguien aún más patán: Este momento es un punto de no retorno. Si el burlador resulta burlado, puede ser que se dé cuenta de lo que ha hecho, y busque cambiar las cosas, usualmente convirtiéndose en un enemigo jurado de lo que fue, y desciende aún mas en la patanería, lo que no es usualmente un espectáculo agradable de ver.
Pero hay que advertir que debemos de tener mucho cuidado, pues usualmente hay patanes que pueden fingir estos cambios para lograr ese objetivo. A fin de cuentas, una de las líneas que mejor le sirven a uno de estos individuos es el Es que tú eres distinta, y te juro que por ti soy capaz de cambiar. Así que dales el beneficio de la duda, pero no bajes la guardia hasta que no estés totalmente seguro/a. Recuerda que es más difícil hacer una buena reputación que una mala, y más si tienes antecedentes como el de estos individuos. Pero de que hay arrepentidos, los hay.

Comentarios

Kishiria ha dicho que…
Excelente post, Autor, realmente para que un patán cambie tiene que ser algo muy fuerte, quien se enamore de un patán tiene que estar muy consciente y haber leídop el libro "mujeres que aman demasiado"
AndreaLP ha dicho que…
Pues entre más patanes conversos mejor, no? Yo lidio con uno muy seguido aquí en la oficina y creo que no se da cuenta de qué tan patán es. Eso es lo peor.

Saludos!
LADY ARCIOPREA ha dicho que…
Esos son los peores,los que se sienten santas palomas y que son peores que diputados.

Para poder cambiar algo primero hay que darse cuenta de que hay algo que cambiar.

Gracias por tu post Autor.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas