A dios rogando y con el mazo dando

Se supone que en nuestro país hay libertad religiosa y tambien respeto a los usos y costumbres, sin embargo hay ocasiones en que estos dos se enfrentan pasandole por encima a los derechos humanos.

el más reciente de estos casos ocurrió en una comunidad indígena llamada Los Parajes, en Huejutla, en la que la mayorpia de la población, que es católica en su mayoría, comenzó una fuerte campaña de acoso en contra de unas familias que profesaban la religión evangélica, la campaña concluyó con unos 100 individuos allanando los domicilios de las familias y exigiéndoles firmar un documento en el que se comprometían a renunciar a su fe, al negarse, por medio de amenazas y agresiones, fueron expulsados de la comunidad y despojados de todas sus propiedades, en total 30 personas, incluidos algunos niños, cabe destacar que la muchedumbre agresora estaba encabezada por los líderes políticos de la comunidad.

La nota, en el universal

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas