El juego de la victima

Cuantas veces hemos escrito y dicho que la culpa es de los demás para justificarnos? Pongámonos a pensar una cosa, alguna vez hemos admitido que nosotros también tenemos la culpa. Recuerden algo sobre la relación, la palabra pareja viene de par o sea dos. Si uno acepta una relación lo que esta aceptando es el tener el 50 % de la responsabilidad y culpa de todo lo que pasa. Pongámonos a pensar que si la relación no funciono, no solo la persona que inicio el conflicto es la culpable del rompimiento y del dolor que causa tal.

Cada quien va a hablar de lo que siente y va a reaccionar como victima ante la situación y lo que va a conseguir entrando en tal juego es perder la credibilidad de los demás pero en especial del la ex pareja. Otra cosa que también se suele lamentar en el juego de la victima es entrar en una depresión que puede llegar a durar meses para seguir siendo la victima y tratar de granjearse la simpatía de los allegados. Después de todo es mucho mas fácil quedarte quieto suspirando que intentar salir del atolladero en el que uno mismo se mete.

He de admitir que yo soy de esa clase de personas, ya que con ver que me siento vulnerable comenzaba a tomar una actitud no solo de mártir sino de niña despechada. Solo decía lo que me convenía y no todo lo que pasaba en realidad. Quizá para no verme tan débil y que me había contradecido en cosas que sostenía que no haría nunca (según).

La verdad lo que se consigue es problemas y desconfianzas. La verdad es que no importa a quién se le diga la verdad y a quien la mentira, se llega a peder la confianza de aquellos que te importa. Y después terminas como un pensamiento como el mió de depresión y diciéndote a ti mismo que “ya no importa, ya nada importa” y aunque se haga fiesta y faramalla nada te va a quitar ese pensamiento.

La verdad es que si fui muy lastimada pero no soy una victima y si en algún momento lo hice pensar pido una disculpa esa no fue mi verdadera intención pero como dice el Señor Papi “no hay peor enemigo que una mujer despechada, pueden hacer cualquier cosa y tienen el juicio nublado” pensé que no era así pero mi realidad es otra. Y podría ponerme a citar todos los defectos míos que voy descubriendo pero lamentablemente son tantos que casi me da cosa vivir conmigo misma, sin mencionar que no terminaría pronto.

A lo que me refiero con esto es que si somos parte de algo y nos hacen algo, pónganse a pensar que no solo es culpa de la persona que comenzó el conflicto sino que nosotros también, somos culpables por permitir, aumentar y ofender, hasta llegar a un punto en el que uno se puede arrepentir y no se pueda solucionar. Y no solo hablo de cuestiones amorosas lo mismo pasa en las cuestiones laborales y familiares, si el feje o padre nos maltrata no crees que es por que se lo permites? Pónganse a pensar en eso?

Comentarios

Kishiria ha dicho que…
Tu post me recuerda mucho el sindrome de protagonista de telenovela, toda buena, toda sufrida... y todos le tienen simpatía por ello, la pobre sufre y sufre y al final logra la felicidad,lo malo es que la vida no es una telenovela y si tu no buscas la felicidad, ella no llega sola...

creo que hay que dejar el confortable papel de víctima y dejar de meterse solita en problemas con tal de ganar la simpatia de quienes te rodean, realmente no ganas nada con eso y sólo te desgastas
NEKO HIME ha dicho que…
sabes he llegado a la conclucion de que soy muy muy patana.

que mas puedo decir, estas cosas nunca se solucionan con una simple disculpa, de hecho dudo que se solucionen
Kishiria ha dicho que…
lo peor Neko, es que eres una patan contigo misma no imagino algo peor

a corregir ese problema!
bastantes patanes hay en el mundo como para que encima te autopatanees...

me gusta el término
autopatanearse...
LADY ARCIOPREA ha dicho que…
Las cosas se soliucionan con actos y actitudes. No hay otra cosa que pueda decir.

Si no trabajas por que las cosas pasen, las cosas no van a pasar. Hay que insistir e insistir en ello.

Las cosas que valen la pena siempre son dificiles de obtener y mantener. Al final es el camino lo que miramos hacia atras y esas experiencias lo que nos forman como lo que somos y lo que queremos ser.

Si nos gusta el victimismo llegamos a un punto en el que ni nosotros nos aguantamos ni nadie termina de interesarse en ello. No podemos ser una carga para nosotros mismos siempre. Al final a nadie le afecta mas que a nosotros mismos.
Kishiria ha dicho que…
muy cierto Arcioprea, asi que Neko Hime, acaba con la victimitis
Anie Beckham ha dicho que…
Hola hola!!
pues hoy me uní a..blogspot!así que leeré esto muchísimo más seguido..para ver xq chiks!causan tanta controversia..jojo!!
"x" respecto al Post d hoi..
Sip..en fecto el papel de víktima es el peor q uno puede adoptar xq finalmente to2 se dan cuenta d k es lo k sucede y que es lo k no..
claro sin resaltar, que a la únik k no logaras engañar es a ti,xq terminas siendo la únik k sabe q es lo k d vdd pasa..y como pasa..
así quep..
so..échale ganas..!es mejor no ser la víktima, si no..la fregona que no sólo reconoce sus errores, si no que además de corregirlos, sabe aceptar que se ekivokó i es kpaz de salir de ese bache..
lub ya!
xo xo!
Kishiria ha dicho que…
exacto anie!!!

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas