Lindura Tóxica

Por Kishiria

El concepto de lindura tóxica viene del libro “el manual de la perfecta cabrona” y se refiere a esa educación tan acendrada que nos dan a las mujeres, de ser bonitas, lindas y delicadas, ¿a cuantas de ustedes no les suenan estas frases?:

“no discutas, no seas peleonera” aunque te hayan quitado tus dulces o tu muñeca
“no alardees, no seas presumida” aunque tus primas y amigas ya te presumieron hasta el cansancio sus vestidos y muñecas, o quieres enseñarle a tu familia que tienes promedio de 10
“no seas sabionda, no corrijas a tus mayores” aunque tu tío acaba de decir una burrada
“ándale hija, ayúdale a tu prima fulana con la tarea” fulana, la que nos da un zape cuando nadie ve
“no seas ambiciosa hija, no seas tan insistente al pedir tu domingo” aunque si no lo pides, tu papá se hace el loco y ya no te lo dá

Crecemos con eso y cuando llegamos a la vida adulta somos incapaces de reclamarle a alguien que te hace una trastada y mejor te tragas el coraje, o somos incapaces de presumir nuestros logros laborales y cuando nos damos cuenta, alguien más ya se los colgó, la situación sigue y sigue, después, eres incapaz de alzar la voz para advertirle a tu jefe que se esta equivocando o que su preciadísima presentacion para los clientes tiene errores garrafales, o le ayudas y acabas haciendo el trabajo de tu zangana compañera de trabajo y por culpa de eso dejas de hacer tu propio trabajo y finalmente, para que seamos tan, pero tan controladas que no podemos pedir el aumento de sueldo que nos merecemos ¡desde hace 3 años!

En resumen la lindura tóxica es aquella que te permite aceptar propuestas y situaciones que no aceptarías normalmente, que sabes que te van a perjudicar o a causar un disgusto o peor aún, que van a hacer que alguien se aproveche de ti, pero lo terminas haciendo por que eres linda y educada, tan linda y educada que te intoxicas tú solita.

En el manual de la perfecta cabrona, la autora aconseja decir un “yo creo que no”, si no quieres ser tan directa para decirlo, así como así: “¡no!” así que, nunca olviden el dicho, más vale una vez colorada, que 100 descoloridas.

Comentarios

el mike ha dicho que…
su lector favorito se disculpa por la ausencia, pero una cruda mortal me impedia conectarme jajaja
es lo que ya habiamos hablado, las mismas mamas educan a las hijas para que sean dejadas, no digo que todas, pero es algo comun que a la niña se le inculque que no debe de protestar y dejarse de todo
Kishiria y Arcioprea ha dicho que…
bienvenido de vuelta mike! esas crudas... esas crudas....

la verdad es que la educacion que nos dan en casa tiene mucho que ver conm lo que somos. hay malos habitos que no podemos acabar de quitarnos por mas que queremos. Pero creo que eso de pelear contra costumbres milenarias es dificil y que se debe de hacer poco a poco e ir transmitiendo el conocimiento. finalmente somos las mujeres las que educamos a las demas mujeres. Nuestras madres son nuestro primer contacto.

-Lady Arcioprea-
Kishiria y Arcioprea ha dicho que…
si, mi mama era de esas y con el tiempo hasta ella misma aprendio que tiene todo el derecho de decirle al carnicero de que parte de la res quería los bisteces y no dejar que le dieran cualquier cosa...

es que sólo así

suerte con esa cruda moral.... moral, moral... ah si, me deshice de ella hace mucho, al mismo tiempo que de mi consciencia
el mike q le dio weba iniciar sesion ha dicho que…
no, no es cruda moral, solo es fisica :P
en caso de ser cruda moral.... seria por haber visto mirrors el sabado :P

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones