Sobreviviendo a un sapo venenoso...

Alguna vez han escuchado el dicho de “mejor sola que mal acompañada” pues es cierto. Pónganse a pensar que los hombres en su gran mayoría van a buscar carne que no cueste mucho trabajo de conseguir y en su criterio que si no les agrada el sabor sea fácil de desechar.

Los patanes siempre han rondado a mi alrededor usando las palabras de “que linda eres, ¿quieres salir?” en gran parte yo tengo la culpa ya que, como alguien que difícilmente manda a otra persona a volar y siempre tengo una gran sonrisa en los labios muchas veces se confunde con coqueteo. Aunque para ser sincera le tengo menos miedo a los patanes que me dicen “quiero acostarme contigo” en la primera cita que los que dicen “te amo” a una semana de salir.
Desde que tengo memoria los patanes han estado presente en mi vida (familiares, compañeros, amigos, pero sobre todo parejas). Como mi buena familia he intentado ser una mujer objetiva, fuerte y de mente abierta pero la educación tradicional también se refleja en mí como la dama débil y sumisa que necesita a un hombre grande y fuerte a su lado. Las inseguridades nos rodean todo el tiempo y que mejor que tener a alguien que te tome en sus brazos y te cuide de todo hasta de ti misma. Lo admito yo lo he hecho y me engañe mucho tiempo a mi misma diciéndome “soy bella, joven, inteligente y puedo comerme al mundo de un solo mordisco si quiero” pero la verdad es muy distinta, el mundo me ha vencido en mas de una ocasión. Pero bueno eso no es de lo que le hablaba.

Yo misma caí en mas de una ocasión en la redes de los sapos. Uno de ellos fue un sapo venenoso y esos son los peores (bueno ese y los sapos sanguijuela que te adsorben la felicidad, la energía y la vida y si te los quiotas es peor porque te hacen sentir vacía si no los tienes). Mi seguridad en mi misma fue una de las cosas que le llamo la atención, no se esta acostumbrado a que una mujer tenga el ego tan alto que parece una paloma volando sobre tu cabeza pero recordemos que las palomas hacen siempre sus gracias mientras vuelan y el ego suele ser igual cuando mas alto vuela “pop” te deja un desagradable regalito que te cae en la cabeza. Mientras este sapo y yo salíamos yo pintaba todo de color de rosa para mi, en ese momento todo era perfecto mas bien dicho lo quiera ver perfecto, por eso lo pintaba todo de rosa y sigo pagando todos esos galones de pintura. Ya que deje mi casa y me costó mucho poder regresar, perdí la confianza de mis hermanos, tuve problemas en el trabajo, fastidie a mis amigos con mis depresiones y sobre todo perdí a mi mejor amiga (y eso fue lo que mas me dolió de todo).

Lo malo de estas alimañas es que desintoxicarse de ellos es muy difícil en algunos casos casi imposible. Ha pasado su tiempo y estar cerca de este sapo o siquiera mencionarlo causa dos efectos en mí.
1.- Me da tanta tristeza que una nube gris me traga por completo. No dejo de pensar en lo mucho que lo amo, en los buenos tiempos y bla, bla, bla.
2.- una gran ira que tengo ganas de matar la primera cosa que se cruce enfrente de mi. Recuerdo todas las cosas que me hizo pasar, las desatenciones, y la impotencia e inseguridad que sentía cuando el se alejaba demasiado tiempo de mi. En mi caso se nota que estoy de malas pero siempre tengo una sonrisa en los labio para no verme tan molesta (esa no es la solución).

Tengo varios meses sin pareja, y después de una depresión marca diablo, varias visitas al medico, 15 kilos menos, y un gran viaje espiritual (créanlo los patanes pueden hacer eso y mas) me estoy recuperando, es lento y muy doloroso cada quien aprende a su ritmo. Descubrí que no necesito un hombre que me cuide, puedo salir con mis amigos y amigas con mas libertad sin el miedo de el “que dirá mi novio si me ve tomar un café con mi amigo. ¿Pensará que lo engaño?, regrese al baile de exposición que es la mejor terapia no violenta que conozco. Me dio la oportunidad de conocer a mas chicos aunque en estos momentos sigo siempre a la defensiva y no los dejo acercarse mucho. No lo niego, si me siento sola pero hay cosas que se tienen que recuperar antes de que vuelva a entregar mi corazón. Si extraño el sexo, pero tampoco eso es todo en la vida.

Todo lo que una necesita son dos cosas muy sencillas y accesibles para desintoxicarse y son distancia y tiempo. Todo mal se cura con esas dos cosas. No necesariamente se necesita un clavo para sacar otro.

Por Neko Hime

Comentarios

el mike ha dicho que…
hola, me tope con tu blog por casualidad, me parece interesante lo que escribes y tienes razon en todo, cuando estaba en la universidad teniamos una compañera, que su novio la trataba de la chingada, una vez hasta la golpeo en el estacionamiento, nosotros intentamos defenderla, pero adivina, ella se metio a defender a su novio, y asi he visto varios casos, algunos dentro de mi familia, o vecinos.
pero bueno, a lo que iba, yo pase lo mismo, pero fue al reves, digamos que me tope con una rana venenosa, fueron 3 añitos perdidos ahi, siempre que la dejaba lograba convencerme para que regresaramos y asi, a la fecha, tengo mas de un año sin verla y eventualmente busca la manera de acercarse ami, ya sea a traves de sus amigas, y algunas veces directamente, la ultima vez, estuve a punto de caer de nuevo, por suerte, el teatrito se le cayo a tiempo.
bueno, seguire leyendo tu blog, saludos y hechale ganas
Kishiria y Arcioprea ha dicho que…
Hola Mike!!

muchas gracias por visitar el blog. tienes toda la razón, los sapos y ranas (tambien las hay y en poco tiempo me ocuparé de ellas) venenosos son, además adictivos, es la categoría que menciona Neko Hime, los que son variante sanguijuela que te succionan todo, hasta la autoestima.

en esos casos, es mejor alejarse de ellos, por más que insistan, a Neko Hime, por ejemplo, el sapo le sigue mandando mensajitos y llamándole a su cel... que desesperante situación.
Kishiria
Live ha dicho que…
Hola por "casualidad" como casi todo en esta vida, encontre tu blog y relamente además del tinte sarcástico-humoristíco tienes toda la razón y si lo sabré yo!!! Tengo cierta tendencia (desconocida a la fecha) por atraer a puro pinche loco y claro eventualmente he caído, lo interesante de esto es que me he percatado de ello, por lo que analizaré mi comportamiento para ver que señales estoy mandando y por supuesto, ya empezé a ser más analitíca con las personas que se me acercan, al primer signo sapesco, Adios! mas vale prevenir que lamentar..... Saludos
el mike ha dicho que…
live tienes razon, habemos gente con iman para esas personas
Kishiria y Arcioprea ha dicho que…
si es como un imán, es más bien lo que tu transmites y cómo actuas, espero en esta semana hacer un post de las características que ellos buscan en sus víctimas

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones