De lavadoras

Otra vez se descompuso la lavadora y tras la experiencia anterior me dio pavor, afortunadamente logré encontrar un buen servicio técnico y el motor sincrónico (el que centrifuga) fue cambiado y ya dejé de exprimir la ropa a mano (qué horror).

Después de 2 semanas de hacer esa ingrata labor a mano (la exprimida, si lograba lavar) me puse a pensar que la lavadora es uno de esos electrodomésticos necesarios y el único que se justifica regalar el 10 de mayo.

Anteriormente la ropa se lavaba restregándola o golpeándola con piedras en los arrolluelos, el primer artefacto construido en la vida moderna para tal efecto era la tablilla para lavar que fue patentada en 1797. en 1851 James King patentó una máquina de lavar con tambor la cual era mecánica. en 1858 Hamilton Smith patentaría la máquina rotatoria.

En 1874 William Blackstone le dio a su esposa un regalo de cumpleaños muy especial: inventó una máquina lavadora para uso doméstico y casero. Numerosas compañías comenzarían a producir máquinas lavadoras domésticas, entre ellas Maytag, que continúa en el mismo rubro actualmente.

En 1910 se patentaría la primera lavadora de tambor, galvanizada y con motor eléctrico, su nombre sería Thor y fue creada por Hurley Machine Company of Chicago.

En 1951 se crearían las primeras máquinas lavadoras automáticas y en 1978 se comenzaron a producir las primeras con microchips.

Actualmente se venden lavasecadoras (en un solo módulo y son carísimas) lavadoras conectadas a internet que puedes programar vía remota (y aún así no hay nada que evite que el agua se derrame si la manguera se zafa) y la capacidad más pequeña de las mismas es 15 kg.

Como verán los padres de la lavadora son muchos pero el agradecimiento a estos héroes anónimos será eterno.




Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Coincido en todo, pero la lavadora que "utilizo" está en la lavandería.
Utilizo poca ropa, viajo mucho, me guardan la ropa hasta un mes, en pocas palabras no me preocupo.
Kishiria ha dicho que…
hay casos, en mi caso, es algo esencial

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas