Estas juventudes

Este fin de semana el sheriff de un pueblo de Colorado se vio en la necesidad de arrestar a una niña de 12 años por intento de homicidio hacia su madre, por segunda vez.

La mamá le había prohibido usar el iPhone y lo había escondido para tal efecto, la niña decidió que la mejor manera de recuperar el mentado aparato era envenenando a su madre echándole lejía al licuado y luego al agua.

La mamá se dió cuenta por el olor y dio aviso a las autoridades quienes llevaron a la niña al centro juvenil en donde está internada.

Haciendo un poco de lado el terriblemente preocupante hecho de que la niña es tan adicta al aparato que pensó en asesinar por él, para la madre debe ser terrible tener que acusar a su hija de homicidio.

La nota http://www.tuexperto.com/2015/03/23/una-nina-de-12-anos-intenta-envenar-a-su-madre-por-quitarle-el-iphone/

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Eso sucede por criar a los niños sin límites. Un par de nalgadas hace varios años hubieran cambiado muchas cosas.
Lo malo es que los padres deben asumir su responsabilidad frente a los hijos y convivir con ellos. Muchos prefieren darles aparatos para tenerlos entretenidos y terminan siendo proveedores de electrónicos más que padres.
Kishiria ha dicho que…
Es muy cierto, siguen dejando que un aparato sea la niñera y luego descubren que los hijos quieren más al aparato

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones