Cosas de salud

Este artículo es muy interesante, habla de que posiblemente se den más consultas médicas en consultorios adjacentes a farmacias que en el IMSS y sinceramente no lo dudo.

Desde el punto de vista de un trabajador que tiene que checar tarjeta (bueno, usar un biométrico) para comprobar sus entradas y salidas del trabajo, que si falto por enfermedad tengo que llevar un comprobante del IMSS o dejar que me quiten un día de vacaciones. Si me enfermo de la garganta o me da una gripa, prefiero ir a uno de estos consultorios adjacentes y pagar de 25 a 30 pesos para que un médico me revise y me recete los medicamentos pertinentes. ¿La espera? no más de media hora y eso si en serio uno tiene mala suerte y hay mucha gente esperando (si el médico ya tiene fama de que es bueno o tiene buen trato, seguro ese será el caso).

Por lo general los gastos en medicamento no pasan de 250 pesos.

Si, tengo seguro social y hace 1 año, cuando mi pareja sufrió una fractura, tuve que ir cada viernes a tramitar su incapacidad, levantarse a las 5 de la mañana, llegar al 15 para las 6 am y ver que ya había 6 carnets en el escritorio y todas las sillas de espera ocupadas era como para llorar, sabiendo que el médico si tenía a bien ir a trabajar solo iba a atender a 25 personas en ese turno y a las 12 otras 25 y ya...

Y ese era el caso del médico familiar, el médico laboral atendía solo a 15 al día y afuera de sus oficinas no había ni una mugre silla y sus pacientes estaban, la mayoría, fracturados o con afecciones que era como para que estuvieran en cama y no de pie o sentados en el suelo por 2 o 3 horas.

Y si a eso agregamos que no hay medicamentos en el seguro (esa vez, en urgencias, a mi pareja le dieron 5 paracetamoles y 5 diclofenacos para una fractura casi expuesta) pues es muy complicado recibir atención oportuna.

Por cierto, para la mentada fractura, no se la atendieron en el seguro, larga historia en corto: tenía que esperar 15 días en urgencias a que le asignaran cama y una vez que la tuviera, una semana o 2 a que lo operaran... imaginen eso.




Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Creo que he mencionado que mi experiencia en el IMSS ha sido buena. Todavía el año pasado me canalizaron a nutrición y me dieron seguimiento todo el año sin problemas.
Lo malo empezó en octubre: de unos exámenes generales me detectaron una arritmia cardíaca. Me mandaron a cardiología, tuve que esperar a diciembre que llegaran las agendas para hacer cita, después de tres retrasos en la llegada del dichoso cuaderno en enero me dieron cita para marzo. Lo bueno es que es sólo una arritmia sin dar problemas, que si fuera algo más grave ya los hubiera mandado a la fregada.
Kishiria ha dicho que…
si, es el colmo, a mi pareja la cita con el especialista se la daban en febrero... el diciembre ya estaba dado de alta

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas