La policía de Google

El tema de la privacidad de G mail y que google puede ya saberlo todo de ti se pone especialmente espinoso con este caso.

Un usuario de Google que tenía pornografía infantil guardada en su cuenta no contaba con el monitoreo que google hace rutinariamente de ese tipo de material en las cuentas de sus usuarios, el material fue descubierto y la policía fue alertada; el ofensor era un agresor de niños registrado y le espera una buena condena de cárcel.

¿Google solo monitorea ofensores registrados? no, hace menos de 2 meses hubo un cambio de políticas de privacidad de google, al que todos le dimos "he leído y aceptado" sin revisar mucho que digamos (¿verdad) se establecía que tu cuenta de correo sería escaneada para buscar malware, spam y para poder ofrecerte publicidad de acuerdo a tus gustos y preferencias. Además internacionalmente se ha lanzado una serie de procedimientos para combatir el material gráfico que involucra a menores que permite identificar y reconocer las imágenes de este tipo en los scans.

Es un hecho que una cuenta de google no es confidencial y dista mucho de ser segura (recordemos el hackeo masivo de hace unos meses) y bueno, si quieres que tus correos sean seguros o confidenciales (independientemente de que quieras hacer cosas malas) vas a tener que mudarte de servicio de correo o pagar un hosting.

Lo gratuito tiene un precio

La nota acá  http://t.co/LMG4GaM7kE

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Desde que inicio el servicio, dejaron claro todo: analizarían la información para mejorar el servicio, sabrían que tienes y cómo lo tienes y podían tomar decisiones al respecto.

Lo único que comprometían era no vender tu información. Ahora, eso no quiere decir que no la divulguen, sólo que no sacarían dinero de ello.

Pero ¿a donde te mudas? Yahoo, Hotmail y los demás están igual.

Si quieres privacidad tienes que pagar.
Kishiria ha dicho que…
Exactamente, si quieres tener un correo realmente privado, tendrás que pagar

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Killing Joke

las patanas