El atorón

Un estudiamnte norteamericano en Alemania quería sacarse una foto muy original en una escultura de una vagina gigante, con tan mala suerte que se quedó atorado en ella y tuvieron que llamar a los bomberos, no sin antes reírse un poco y sacarle fotografías

Se necesitaron 22 bomberos para sacarlo de la escultura, desde luego el nombre del estudiante no ha sido revelado


Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Jajajajajajajaaa, pues logró su objetivo: los bomberos le sacaron todo un álbum de fotos.
Espero que la escultura no resultara dañada.
Kishiria ha dicho que…
yo también lo espero por la estructura

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Killing Joke

las patanas