Alguien infórmele a los chavitos

Con ese debate de que si el día de muertos o Halloween, los chavitos ya están confundidos de cuando se pide, aquí va mi opinión

el halloween se celebra el 31 y en esa fecha se piden dulces y se canta la tonadita típica

la calaverita se pide el 2, que yo sepa y es poner una vela (o foco led) en una caja de zapatos y pedir monedas

Chavales, si piden dulces el 31 y el primero y piden calaverita del 2 al 3 les comunico que se están pasando

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Jajajajajajaaaaa

Cierto, yo vi lo mismo.

Lo malo es que están aplicando la filosofía del Guadalupe-Reyes: de cinco días de festejo paso a un maratón de 40.

Y los niños tienen razón: si los adultos pueden hacer el Guadalupe-Reyes ¿porqué ellos no pueden pedir dulces y monedas cuatro días?
Anónimo ha dicho que…
Veo que las costumbres han cambiado mucho allá en México. En mis tiempos, no se celebraba el famoso Halloween, ésa es una costumbre importada de los EEUU.
El día de los muertos era una fiesta religiosa, de las de guardar, ya que se cerraba todo el comercio,y no había clases.

Allá por principios de la de década de los 70, empezaron con lo del Halloween en SLP.

Tengo muy presente el día que unas chavas, por cierto muy pesadas, del colegio Motolinía de SLP, armadas de ramas de árbol nos pararon el coche para pedirnos dulces, y que sino les diéramos dinero. Me cayeron muy gordas.

Tampoco se ponían las ofrendas a los muertos , los únicos que los ponían que yo sepa, eran las familias que provenían de la huasteca. Pero la última vez que fuí a San Luis potosí, había altares por doquier con ofrendas a los muertos. Unos muy elaborados, creo que uno estaba dedicado a Frida Kahlo.
saludos
Meximissus-Minervita
Alberta, Canadá
Kishiria ha dicho que…
Hlout

pues visto desde ese punto de vista, tiene sentido

Maximissus
Sii yo fui de esa generación potosina que cantaba halloween
exacto tampoco había ofrendas, a los muertos se les llevaban flores y que dijeran que les iba bien, recuerdo esos maratones-rally-buscatumbas guiados por la abuela y las tías
Anónimo ha dicho que…
Cuando tenía doce años, yo fui una vez, con mi tía a visitar y limpiar la tumba de mi abuelita, en " El Saucito" en SLP, y en el mero "Día de los Muertos.

Era la primera vez que yo iba a un panteón, y llevaba mucho miedo, pues me lo imaginaba oscuro y tenebroso como en las películas, pero me sorprendió mucho el ambiente de fiesta que encontramos. A pleno sol y con los vendedores de pepinos y jícamas, y las alegres floristas y sus cempasúchiles, margaritas, bolita, nubececilla, coronas de palma, etc. Por supuesto que compramos las tradicionales flores de muerto, los cempas. Después un muchachito se acercó a para preguntarnos si queríamos que nos trajera una tina de agua. Claro que sí, ya que mi tía iba dispuesta a barrer y regar la tumba.

Yo iba muy contenta con la gente y el jolgorio, hasta que encontramos la tumba de mi abuela, y mi tía dijo " Aquí estoy mamá, vine a verla..." Yo quería irme de inmediato de ahí, temía que una voz de ultratumba le contestara, y también le agarre miedo a mi tía. ¡vaya! ¡Que hablar con los muertos!
Meximissus-Minervita
Alberta, Canadá

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones