Trolleando clientes difíciles


 Hluot Firthunands dijo...
Hace como tres años, mi padre tuvo un problema con una cliente difícil:

Ella insistía en que su nueva lavadora debía hacer ciclos automáticos.

Mi padre insistía en que para ello se necesitaba más presión de agua en la tubería. Y eso era problema de la casa, no de la instalación que él hizo.

La señora no estuvo de acuerdo y se fue a quejar a la Profeco. Cayó en blandito con una funcionaria que le dio la razón sin considerar los argumentos técnicos. Ni siquiera quiso leer el instructivo de la lavadora, mucho menos verificar la presión del agua en la casa.

La funcionaria determinó que mi padre debía de pagar $350 por daños y no cobrar nada por su instalación.

Ahí entró mi madre.

¿Sabes cuantas monedas de 50 centavos necesitas para juntar $3500? Pues las juntó.

Llegó a la oficina con un ayudante porqué eso de cargar monedas no es cualquier cosa. Esperó a que la atendieran junto con la quejosa y cuando la funcionaria el pidió el dinero, mi madre vació litros de monedas en el escritorio.

¿Qué es esto?

El pago.

¿Cómo? Tiene que pagar en billetes.

¿Donde dice?

Tres consultas con abogados de la Profeco más tarde, todos estaban de acuerdo: se pagan deudas con moneda legal y los centavos son moneda legal.

Treinta minutos después, la quejosa estaba llorando, la funcionaría histérica y mi madre exigía el conteo del dinero para que se le diera el oficio de constancia de pago de deuda.

Después de firmado el oficio la situación era la siguiente:

Mi madre estaba muy tranquila esperando que la dejaran salir de la oficina, oficio y recipiente en la mano.

Su ayudante estaba riéndose junto con varios compañeros de la funcionaria. Parece que la susodicha no era muy popular.

La funcionaria estaba histérica, no terminó de contar las monedas y obligó a la quejosa a firmar sin terminar el conteo. Se quejaba de que llegaría tarde a un compromiso personal.

La quejosa estaba ahogada en llanto, primero porque no pudo contar el dinero, segundo porque no tenía donde llevárselo y tercero porque no llevó ayudante para cargar.

La sonrisa nos duró meses.

Comentarios

Carlos Morales ha dicho que…
Es real la historia? o es un fusil de lo que supuestamente aconteció con Mac.
Kishiria ha dicho que…
es real la historia, conozco en persona a quien la refirío
Hluot Firthunands ha dicho que…
La historia es real, pero contrario a lo que pueda pensarse, es más común de lo que parece:

La primera vez que supe de una multa pagada con centavos fue en la película "The People vs. Larry Flynt". La trama incluye el pago de una multa en monedas de un centavo de dolar. Modelos de Hustler entregaron los costales de monedas vestidas con bikinis. La siguiente multa que le impuso un juez incluía que el pago se realizara con un solo cheque.

La película salió en cines antes de la multa de mis padres y del caso de Mac y Samsung.

Realmente es una forma de someterse a la Ley y dejar claro que no se está de acuerdo.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas