Tolerancia y otros mitos

El viernes fue el día de la tolerancia y en contra de la homosexualidad y fue el día en que más leí chistes y mensajes de odio hacia la comunidad gay he visto.

Muy similar a lo que sucede el día de la mujer y casi cualquier día que trata de poner bajo lo reflectores a cualquier sector de la sociedad, realmente es muy triste que eso causen los días de todo y para todo.

No nos interesa en lo más mínimo lo que una persona hace en su cama y con quien, pero nos sentimos con el derecho de juzgar: hasta la fecha conozco a muy pocas personas que no se sientan incómodas de ver a una pareja del mismo sexo en pleno arrumaco.

Y ahora la anécdota, completamente inapropiada.

Un conocido, que no se le habían conocido novias por un largo, largo tiempo y estaba pasando de ser soltero codiciado a soltero sospechoso; y que por cierto vivía en casa de los papás; un día cuando sus padres regresaron antes de un viaje, se lo encontraron en su cuarto haciendo travesurillas con una amiga.

el papá bajó tranquilamente a la salam sacó su mejor botella de tequila y le sirvió una a su esposa mientras decía, con lágrimas en los ojos "mi hijo no es gay"

imagínense


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hluot Firthunands ha dicho que…
Ya lo dijo cierto activista social: cuando salieron del closet los homosexuales también lo hicieron los homofóbicos.

Creo que yo si aguanto ver a dos personas del mismo sexo en pleno arrumaco, lo que me ha llegado a incomodar es la exageración al grado del exhibicionismo.

Finalmente, yo no tengo por que juzgar lo que sucede en sus camas, pero la vía publica no es de ellos ¿verdad?
Kishiria ha dicho que…
hay límites y se aplican también a lo heterosexual, a todos nos es incómodo ver a una parejita fajando rn ditiod públicod.

tienes un buen punto, no solo los homosexuales salieron del closet.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones