ok, me pasé

Llevaba como 7 meses sin enfermarme, en verdad que mi inversión de jugo de toronja diario ha servido, de lo contrario me la hubiera pasado con gripe todo el fin de año.

La situación valió un soberano comino cuando fuimos a la feria del juguete en el monumento a la madre y el aire frío a altas horas de la noche, como se podrán imaginar ya para la noche del domingo me estaba sintiendo mal y estaba con toda la intención de pasar al médico, cosa que no hice por salir demasiado tarde del trabajo dos días seguidos.

el miércoles se organizó plan en el trabajo y nos fuimos a chelear así que ni modo de empezar a tomar antibióticos (me pasé de irresponsable) y bueno... estos coworkers que se dicen heavy drinkers y se espantan de que una se toma el mezcal de Hidalgo.

Finalmente ayer fui al médico... claro ya me estoy quedando afónica y medio me falta el aire.

A mi favor debo decir que me contagié de la misma gripe que todos mis cuates (puro tipo rudo que rara vez los tira una enfermedad) y no me ha afectado tanto. A seguir con el jugo de toronja.


Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Dicen por mi tierra:

Para todo mal, mezcal.
Para todo bien, también.
¿Y si no hay remedio? Litro y medio.

Pero por allá también recetan miel con limón para la gripe.

Al final tu decides como curarte.
Kishiria ha dicho que…
Pues solo me faltó el mezcal con alacrán en vez de gusano.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones