Amarillismo extremo


El más reciente escándalo periodístico cayó en el NY Post, un tabloide sensacionalista que cruzó los muy amplios límites que tienen en cuanto a libertad de publicación.

Resulta que mientras transitaba por el metro, un fotógrafo del mismo presenció como una persona cayó a las vías, a resultado de ser empujada, mientras el tren se acercaba a gran velocidad, el fotógrafo tuvo tiempo de sacar un par de fotos antes de que la desafortunada persona fuera arrollada con resultados letales.

La foto llegó a la portada del tabloide y de inmediato encendió una viciosa campaña de odio hacia el fotógrafo que sacó la foto en vez de prestar ayuda.

El fotógrafo en cuestión se ha defendido de las acusaciones, y establece que esperaba que el flash de la cámara alertara al conductor para que se detuviera y además, que  en el andén habían más personas a unos pasos de la víctima y tampoco prestaron ayuda.

La fotografía es un vergonzoso testimonio de la famosa indiferencia neoyorkina.

Comentarios

Trementyna ha dicho que…
ufff es cierto que pudo haber gritado pidiendo ayuda mientras tomaba las fotos, pero por qué las demás personas tampoco hicieron nada?

Me acordé de ese triste caso, en enero, donde un señor murió de un infarto en la fila del banco y siguieron con el servicio sin que nadie se moviera de la fila, en todas las ciudades hemos perdido la empatía D:
Kishiria ha dicho que…
ESO de las personas es lo que me dejó fría, el metro de NY está siempre igual de lleno que el de acá.

Y sí como lo del banco, o lo del niño en el cine
brrr
Hluot Firthunands ha dicho que…
No creo que sea algo raro, a continuación un post al respecto:

http://coscorronderazon.blogspot.mx/
Kishiria ha dicho que…
muy buen post. no hace más de explicar que el ser humano es indiferente de manera natural

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones